jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Conjupeve exige a la Inspectoría del Trabajo igualar la pensión al costo de la canasta básica

Los protestantes manifestaron su inconformidad ante el monto actual, con la que no pueden costear alimentos ni medicinas que garantizarían la calidad de vida de los adultos mayores.

La Coordinadora de Pensionados y Jubilados de Venezuela (Conjupeve) entregó un documento de petitorios en la Inspectoría del Trabajo, en el que exige al ente igualar el valor de la pensión mínima vital al costo de la canasta básica alimentaria, en pro de la seguridad social de todos los jubilados del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

El secretario de reclamos del Comité de Derechos Humanos del municipio Caroní, Luis Linares, adujo que el reclamo busca que se cumpla el artículo 91 de la Constitución Nacional, el cual establece que “todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas”.

Apegándose a este mandato, la organización exige que las pensiones para los jubilados representen el equivalente a la canasta básica alimentaria, con el fin de que los adultos mayores puedan acceder a comida, medicinas y recreación, aspectos básicos que garantizan calidad de vida.

Los jubilados solicitaron que el documento fuese recibido por la inspectora Keny Bello, ante la ausencia de la funcionaria, pidieron entregarlo a su asistente, no obstante, la respuesta fue negativa y tuvieron que dejarlo en recepción.

“Con 15 dólares un jubilado no puede cubrir su alimentación. Estamos sufriendo desnutrición, no podemos comprar medicinas. Las personas hipertensas y diabéticas están propensas a morir. El Estado debe garantizar una buena alimentación”, enfatizó Linares.

El representante de Conjupeve declaró que no tienen esperanzas de que el reclamo se haga efectivo, pero que están agotando las vías administrativas ante la pronta venida de la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

Al respecto, uno de los puntos que propiciaron la venida de la OIT y el Foro de Diálogo Social es precisamente el incumplimiento del artículo 24 de los convenios internacionales de trabajo referentes a los salarios dignos.

Pensión reducida a la mitad 

Las pensiones asignadas por el IVSS están valoradas en 130 bolívares desde el pasado mes de marzo, luego de que el Ejecutivo efectuase un aumento de 1.074% que, seis meses después, el monto se ha pulverizado entre el vertiginoso aumento del dólar y la inflación.

En marzo, el aumento dejaba a los jubilados con una pensión de 30 dólares, necesitando en ese momento 10 salarios mínimos para adquirir la canasta básica. Sin embargo, dicho aumento ya ha perdido el 50% de su capacidad de compra: para el mes de septiembre representa solo 16 dólares, según la tasa de cambio del Banco Central de Venezuela.

Con 15 dólares un jubilado no puede cubrir su alimentación. Estamos sufriendo desnutrición, no podemos comprar medicinas. Las personas hipertensas y diabéticas están propensas a morir. El Estado debe garantizar una buena alimentación”, Luis Linares

En marzo de 2022, según el Observatorio Venezolano de Finanzas, la canasta básica alcanzó los 371$. Los adultos mayores requieren 23 pensiones para alimentarse, lo que significa que ahora están más lejos de tener calidad de vida que cuando se decretó el aumento salarial.

La oenegé Convite en su Monitoreo del Acceso a la Salud en Venezuela y el Envejecimiento Poblacional en Venezuela, correspondiente al período 2020-2021 encontró que el 86% de los adultos mayores están en condición de pobreza. Además enfatizó en que el 70% tiene pensión, pero esta no tiene suficiente poder adquisitivo.

Ineficacia de las instituciones públicas 

El comité alegó que entregó un documento análogo ante la Caja Regional del IVSS el pasado 9 de marzo y que ya había entregado el mismo petitorio ante la inspectoría el 26 de abril. Este sería el tercer documento de la misma índole consignado en las instancias gubernamentales: hasta ahora todas siguen sin dar respuesta a las solicitudes de los extrabajadores.

Sobre las mismas peticiones, trabajadores de la organización sindical Unidad en la Coincidencia consignaron dos misivas con exigencias laborales ante el Ministerio Público y la misma Inspectoría del Trabajo.

En lo que va de año, trabajadores de Guayana activos y jubilados han consignado más de 6 solicitudes en las instancias laborales para exigir mejoras y ninguna ha dado respuesta.