jueves, 30 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Pacientes denuncian falta de tensiómetros en única unidad de diálisis extrahospitalaria activa en Caroní

A pesar de que es competencia del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) el mantenimiento y reemplazo de los dializadores, desde hace años esta institución incumple con estas labores, lo que pone en riesgo la salud de los pacientes renales.

Pacientes de la Unidad de Nefrología (Uninef), ubicada en el centro de Puerto Ordaz, denunciaron que el centro no posee tensiómetros en ninguna de las sillas de diálisis disponibles, lo que pone en riesgo la salud de aquellos pacientes que sufren de hipertensión.

Según especialistas, la hipertensión arterial es una complicación frecuente en pacientes renales, por lo que se recomienda tomar la presión antes, durante y después del proceso de diálisis; sin embargo, los brazaletes para la toma de tensión incorporados en los riñones artificiales permanecen dañados y la unidad no cuenta con tensiómetros.

Asimismo, los afectados alegaron que tampoco se cuenta con silla de ruedas ni ambulancias, condiciones que complican la atención de los pacientes en esta unidad, que además es el único centro extrahospitalario que ofrece este servicio en el municipio Caroní.

“Tengo 8 años dializándome allí. Hace 5 meses se volvieron a dañar los tensiómetros y nosotros tuvimos que poner la denuncia. El señor de allí, el dueño, compró 3 tensiómetros y somos 28 pacientes en la mañana. Teníamos un solo tensiómetro para todos los pacientes y por eso se daña. Cuando yo empecé en ese centro, eso estaba nuevo y había tensiómetro en las máquinas pegadas. ¿Qué les cuesta a ellos volver a pedir? Se daña y lo dejan así. Los tensiómetros que están no sirven. A mí me dio una broma allí, una taquicardia y no había tensiómetro”, expresó una paciente del centro que prefirió mantenerse en el anonimato por temor a represalias.

Correo del Caroní visitó el centro y conversó con familiares de los pacientes, quienes deben esperar afuera, ya que la sala de espera no tiene capacidad para recibir a los acompañantes de las más de 40 personas que se atienden en Uninef.

“La unidad no tiene tensiómetro. No es culpa del personal que trabaja allí. Algunos familiares traen su tensiómetro y se lo prestan a los demás compañeros. Siempre hemos tenido esa inquietud. Tampoco hay sillas de ruedas. No hay tensiómetro ni glucómetro. Tampoco sillas de ruedas, las que están permanecen en muy malas condiciones”, manifestó una de las afectadas.

IVSS incumple con mantenimiento de dializadores

Las unidades de diálisis, hospitalarias y privadas, son competencia del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS). Las unidades extrahospitalarias trabajan en alianza con esta institución, quien es responsable del mantenimiento y reemplazo de los dializadores, así como de proveer insumos. Sin embargo, estos mantenimientos a los equipos no se realizan de forma consecuente.

En Caroní existían al menos cuatro centros extrahospitalarios para la atención de pacientes; sin embargo, tres fueron cerrados por falta de insumos y problemas infraestructurales.

Según información oficial, la Unidad de Diálisis del Hospital Dr. Raúl Leoni, ubicado en San Félix, está operativa; sin embargo, afectados refirieron que en este momento el servicio se presta solo a pacientes recluidos.

Según la Encuesta Nacional de Hospitales del año 2023, el 17% de los centros asistenciales reportaron que sus servicios de diálisis no estaban operativos.

Solicitan ambulancias para emergencia médica

Los denunciantes manifestaron que llevan años solicitando una ambulancia para atender emergencias médicas, servicio que nunca ha sido ofrecido por la unidad; pero mejoraría la atención para los pacientes.

A su vez aseguran que la situación del país cada vez es más complicada y que muchos de ellos deben gastar hasta 20 dólares para ir y venir en taxi con el paciente, ya que no poseen vehículos particulares.

“Aquí hay tres turnos, en la mañana somos 14, en la tarde 14 y en el tercer turno 16. Nosotros pedimos una ambulancia, tensiómetro y sillas de ruedas. La falta de tensiómetro viene desde hace un mes en la parte donde está mi esposo. Uno lo trae de su casa, pero no es la idea porque si se presenta una emergencia… Ambulancia nunca hemos tenido. Terminando el año 2023, pasó una emergencia con un paciente, le dio un infarto adentro, lo sacaron y tuvieron que llevarlo en un carro particular y falleció llegando al hospital”, relató una de las perjudicadas a este medio.