domingo, 21 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

En Pozo Verde tienen tres años esperando por reparación de puente

Recientemente representantes de la Gobernación de Bolívar visitaron el sector Carrizal, en Pozo Verde, prometiendo la reparación del alcantarillado tipo puente que los comunica con otras comunidades de la parroquia.

El lunes 4 de marzo una comisión de la Gobernación de Bolívar y la Alcaldía de Caroní llegaron hasta el sector Carrizal, en la parroquia Pozo Verde, para atender el llamado de la comunidad para resolver la situación de uno de los tres alcantarillados que desde hace tres años mantiene incomunicado al sector con otras zonas rurales como Las Dos Ceibas, que también espera por la reparación de un puente.

Juan Moya tiene 40 años viviendo en Carrizal y durante los tres años de espera por la reparación de ese puente, asegura que ya ha escuchado las mismas ofertas y cuestiona que se desaprovecha la época de sequía para hacer los trabajos y, al llegar las lluvias, la laguna que pasa por esa alcantarilla terminará desbordándose nuevamente.

“Esto tiene tres años, ya que está malo. Que lo vienen a arreglar, que mañana, que pasado, y nunca vienen a arreglar nada. Queremos que arreglen eso, pues. Y ahorita es el tiempo de arreglarlo, que estamos en el verano”, reiteró.

Son unas 20 comunidades las afectadas. Los vehículos pasan con precaución, pues cada vez hay más hundimiento que apenas los mismos vecinos logran frenar, colocando piedras para evitar que se termine de derrumbar.

“Después cuando la quebrada agarre agua, ¿cómo lo van a arreglar, pues? Por ejemplo, ahí se han ido como siete camiones de retro. Cada vez que llueve, esa casa se llena de agua”, insistió Moya.

El estado del puente o alcantarillado en Carrizal dificulta también sacar los productos de las cosechas del sector, entre ellos: yuca, naranja, mandarina, mandarina diana y plátano.

“¿Qué pasaría si nosotros nos paramos, por ejemplo, unos 15 días, sin llevar mercancía para los mercados? ¿Cómo se ve afectada la gente del pueblo? ¿Qué van a comer? Si todo esto por aquí son los que cargan más mercancía para los mercados”, explicó.

Omar Gil, también poblador de Carrizal, comentó sobre la visita gubernamental a la zona.

“Ellos vinieron y dieron una propuesta que a mí me gustó porque que iban a quitar eso, ellos no van a poner más alcantarillas, van a hacer un elevado, ya ellos tienen su proyecto”, detalló Gil.

Sin embargo, no hay fecha estimada de cuándo se iniciarían los trabajos ni el lapso que les tomaría culminar el proyecto. “Lo que dijeron era que la empresa, yo creo que Sidor, era que iba a entregar el material, que ya tienen las láminas, tienen todo eso”.

“Yo espero que sea así, porque nosotros estamos afectados, más que el usuario que camina, los transportistas, que ellos nos transportan toda clase de mercancía. Ustedes vieran esa mercancía, full, los camiones full, a veces la gente tiene que bajar de aquel lado, para que el camión suba”, agregó.

Si el caudal del agua crece, imposibilita el paso total de los vehículos.

“Cuando eso estaba más feo, yo una vez puse una guaya y yo pasaba a la gente en la guaya. Enfermos, pasaba la mercancía en esa guaya. Ellos vieron todo eso cuando estaban haciendo campaña, vinieron toditos por ahí, vieron eso. Bueno, esperemos que este año solucionen ese problema”, reiteró Gil.

Carrizal padece por la incomunicación que genera el colapso de esa estructura, junto con otras 20 comunidades que viven básicamente de los distintos productos que cosechan y llevan a los mercados.

Pero, además, pertenecen a los sectores agrícolas con menos atención en servicios básicos como el agua, que para ello dependen de un pozo profundo; los cortes eléctricos son constantes porque solamente hay un transformador, poco llega la distribución de bombonas de gas, y en este año tampoco han recibido la bolsa de alimentos CLAP.