domingo, 21 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Huecos y botes de agua abundan en avenida principal de Castillito

Los residentes señalan que estas tuberías rotas llevan muchos años y son las responsables de que la arteria vial se degrade, además de ser foco para la propagación de enfermedades en el sector.

Residentes y comerciantes que hacen vida en la avenida principal de Castillito, en Puerto Ordaz, denunciaron el mal estado de la vialidad que tiene una gran cantidad de huecos a lo largo de su trayecto, situación que además de hacer difícil la circulación también obstaculiza las ventas.

Los vecinos informaron a Correo del Caroní que, pese a que la Gobernación realizó recientemente un trabajo de asfaltado en la cercana avenida Monseñor Zabaleta y en algunas intersecciones, la avenida principal de Castillito quedó solo con trabajos menores.

Cabe destacar que la avenida principal de Castillito posee un nivel alto de tránsito vehicular debido a que alberga una de las estaciones de servicio que surte combustible subsidiado en la ciudad, lo cual se incrementa durante los días que surten gasolina. Del mismo modo posee una gran cantidad de comercios que venden autopartes, materiales de ferretería y construcción, entre otros servicios.

Entre los mayores problemas que destacan de la vía están los botes de agua y las tuberías rotas. Los residentes señalan que estas tuberías rotas llevan muchos años y son las responsables de que la arteria vial se degrade, además de ser foco para la propagación de enfermedades en la zona.

Según lo denunciado por los afectados, la rotura de un tubo de aguas blancas a la altura del Hotel Embajador es una de las que más afecta a esta importante avenida.

Los comercios son los principales afectados

José Nasser, dueño de Ferre-materiales La Fuerte, ubicado frente a la estación de servicio Cachamay, apuntó que la acumulación de agua que perjudica su local tiene más de cuatro meses. La aguas que corren afecta sobre todo el estacionamiento tanto de los clientes como de los camiones que descargan mercancía en su comercio.

Nasser apunta que el bote de agua tiene origen muchas cuadras lejos de su ferretería. Específicamente el tubo roto que se ubica en el cruce diagonal al Hotel Embajador. Para solventar el problema, la misma ferretería realizó algunas reparaciones de la vía, rellenando algunos huecos.

Por su parte, Lisbeth Vidal, trabajadora de Cerámicos La Fuerte, apuntó que los comerciantes ya realizaron múltiples llamados a Hidrobolívar para efectuar las reparaciones. No obstante, siguen sin obtener respuesta.

Reparaciones menores

A inicios del mes de enero, una cuadrilla de la Alcaldía realizó trabajos de asfaltado en algunos de los tramos más afectados de la avenida y las calles aledañas, y repararon un gran hueco frente al estacionamiento del Hotel Embajador, pero fue un trabajo parcial.

Hasta ahora el problema del bote de aguas blancas sigue sin tratamiento, y parte del trabajo realizado en el pavimento se está volviendo a degradar.