domingo, 26 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Iglesia Nuestra Señora de Fátima: 70 años entre los guayaneses

El párroco Manuel Díaz señala la importancia y vigencia del mensaje de Nuestra Señora de Fátima e invita a la oración por la paz en las próximas elecciones.

La Parroquia Nuestra Señora de Fátima cumple 70 años desde su fundación en el Centro Cívico de Puerto Ordaz. En el marco de las fiestas patronales, el sacerdote de la iglesia expone la importancia de esta advocación para los fieles así como de la historia de este templo en la ciudad.

El 13 de mayo de 1917 Nuestra Señora de Fátima reveló a tres pastorcitos en Portugal tres secretos que según ACI Prensa se pueden resumir como una visión del infierno, el segundo la propagación del comunismo y un tercero que es la visión de un Papa siendo asesinado.

El párroco Manuel Díaz explica la interpretación de estos misterios.

– El mundo actualmente está sometido a guerras, hambres y un sistema político cada vez más limitante que se expande, sobre todo, a nivel de Latinoamérica y un entorno más amenazante hacia la figura papal. ¿Según sus criterios, cuál sería la vigencia de estos secretos en el 2024?

– La Virgen María quiso advertirnos cómo sería una vida sin Dios. Pues, esta no sería más que el infierno.

Este misterio no se trata de la imagen simplemente de un lugar que arde en llamas. Si no que es una vida vacía, árida, superficial. Es una vida donde el sufrimiento, las angustias y la adversidad de las circunstancias no tienen sentido.

Asegura que hoy existe una situación similar, pues hay gente que ha desterrado a Dios de su vida y andan sumergidas entre las situaciones diarias que no generan paz en el corazón del hombre. Así la gente a veces crea su propio infierno.

Díaz refiere que sobre la propagación del comunismo, que la virgen advirtió a la humanidad, sobre esta ideología que ha marcado la historia y los resultados, pues han sido nefastos y esto ocurrió porque rayó en el ateísmo.

“Todo aquello que proponga una vida sin Dios, también propone una vida contraria, al plan y al proyecto de Dios y una sociedad donde el hombre en conciencia, en libertad, se permite cualquier cosa”.

El tercer secreto del “asesinato del Papa” invita a que los fieles recen a Dios para que cuiden a los santos padres. En especial hay que rezar por el papa Francisco atacado, criticado y que está puesto en la mira del mundo.

– ¿Cuál es la programación para esta celebración del 107 aniversario de la aparición de Nuestra Señora del Rosario de Fátima en la parroquia del Centro Cívico de Puerto Ordaz? ¿Cuál es ese principal objetivo que se busca obtener con esta programación?

– Hemos estado realizando la novena con la presencia de nuestra madre en una fiesta de alegría y rezo del Santo Rosario. En nueve sectores que posee la iglesia.

El 13 de mayo a las siete de la mañana se inicia el día con el rosario en petición por la paz del mundo. A partir de las ocho se proyectará la película sobre Nuestra Señora de Fátima.

Luego, a las  cinco de la tarde tenemos la procesión. Es importante remarcar el sitio de la procesión. Esta comenzará en el estacionamiento de Farmatodo en Villa Granada. Allí será el punto de congregación para caminar hasta la parroquia Nuestra Señora de Fátima. Tras la llegada al templo se celebrará la eucaristía a las seis de la tarde.

El presbítero dice que el objetivo es que, mirando el rostro de María, se puede avivar la presencia del sentido de fe y de la Iglesia en las comunidades en un clima de alegría, de gozo y de fraternidad en el marco de este año jubilar.

– La parroquia Nuestra Señora de Fátima se alza como un punto histórico de Puerto Ordaz. ¿Cuántos años cumplirá el templo parroquial? ¿Podría dar una breve historia de la iglesia desde su fundación hasta nuestros días? ¿Qué eventos se tienen planificados para ese día?

– La parroquia cumple 70 años, la iglesia Fátima es el primer templo católico de este sector de la ciudad, ya que fue fundada el 7 de octubre de 1954, dos años después de la fundación de Puerto Ordaz. Por aquel entonces el obispo era monseñor Juan José Bernardo Ortiz.

Fue en el año 1998 que comenzó la remodelación del templo original a la estructura que tenemos actualmente. Las obras se iniciaron durante la administración del padre Ángel Caraballo, actual obispo de Cabimas. Los trabajos finales los concretó el padre Gustavo Suárez que ahora administra la parroquia Santísima Trinidad en Unare. Este templo se consagró el 14 de mayo por monseñor Mariano Parra quien ahora es obispo emérito.

Para conmemorar dicha consagración, el día 14, luego de las festividades de la virgen, se celebrará una eucaristía y un compartir en conmemoración de los 70 años de la iglesia.

– ¿Cuáles son los planes o proyectos de la parroquia para este 2024? Y cuáles son los principales requerimientos o necesidades de la parroquia para hacer tangibles esos proyectos para llevarlos a feliz término lo antes posible.

– Gracias a Dios ya concretamos los aires acondicionados. Para ello tuvimos dos años de trabajo bonito y ya consolidamos el sistema de enfriamiento de la parroquia.

El proyecto ahora es la realización de la capilla para el Santísimo y la impermeabilización del techo, pues este último se encuentra en condición de pérdida total.

El párroco invita a todas las instituciones a aportar un granito de arena para la impermeabilización del techo y evitar que ocasione daños en otros componentes.

A nivel pastoral, el objetivo es seguir creciendo en la formación de las pequeñas comunidades según el plan de renovación diocesano. Para eso el párroco dice que disponen de la adoración eucarística todos los jueves.

Una vez al mes también se realiza la oración en postración en horas de la tarde en cumplimiento de la invitación del Papa a vivir las experiencias del año de la oración con la exposición del Santísimo.

– ¿Cuál sería el principal llamado de usted como párroco para la feligresía en el marco de esta celebración?

– “Yo quiero invitar a la gente a orar por la paz. Nuestra Señora de Fátima en la última aparición a tres pastorcitos invitó a rezar el Santo Rosario por la paz”.

Invitarlos también a orar por la paz de Venezuela. Pronto tendremos elecciones en nuestro país. Vamos a encomendar a Nuestra Señora de Fátima estas elecciones presidenciales para que se desarrollen en esa paz que el Señor quiere que los venezolanos encontremos.

Quiero invitar a este pueblo guayanés a que mirando a Nuestra Señora de Fátima podamos mirar los ojos de su hijo Jesús. María no es el centro de la salvación, es Jesús y ella nos lleva a su hijo Jesús.

Que Nuestra Señora de Fátima bendiga a todo este pueblo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.