jueves, 30 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Bioanalistas asumen el desafío de ejercer en medio de la precaria situación de la salud en Venezuela

El presidente del Colegio de Bioanalistas en Bolívar, Heriberto Arteaga, hizo un llamado a las autoridades para mejorar las estructuras y condiciones en las que se prestan los servicios de una de las especialidades más importantes en materia de salud.

Este 25 de abril los bioanalistas de Venezuela celebraron su día. Dicha celebración se realiza en conmemoración del natalicio del científico e investigador Rafael Rangel, precursor de la microbiología en el país.

Estos profesionales están en la primera fila del equipo de salud, sin embargo, suelen recibir poco mérito por su labor. Lo cierto es que sin los análisis no hay diagnóstico. De allí la importancia de su desempeño en la identificación de patologías y evaluación de los pacientes.

En este sentido, Heriberto Arteaga, presidente del Colegio de Bioanalistas en Bolívar destaca que actualmente los bioanalistas del estado Bolívar y de Venezuela en general enfrentan numerosos desafíos.

El principal de ellos es que más del 80% de los insumos, reactivos y materiales necesarios para realizar las pruebas son importados. Esto repercute directamente en el precio de los exámenes que se vuelven cada vez más costosos y difíciles de pagar para los pacientes, quienes optan por no realizarlos.

Por esta misma situación se evidencia gran precariedad en los laboratorios del sector público que difícilmente pueden obtener los recursos necesarios para contar con los insumos y materiales para prestar el servicio.

Sobre este tema, Juvencio Navarro, exdirectivo del gremio, destacó la necesidad de supervisar los laboratorios privados para velar que se cumplan los requerimientos mínimos para el ejercicio correcto de la labor, así como establecer límites en cuanto a los costos de los análisis de acuerdo con las técnicas utilizadas.

Enfrentan un campo laboral limitado

Arteaga también señaló que la falta de oportunidades y la precariedad de los centros de salud público merman las posibilidades de los que se gradúan en esta especialidad, por lo que se ven forzados a encontrar empleo en el sector privado o migrar del país.

“Muchos de los que hoy se están graduando tienen como principal objetivo ejercer su profesión en otras economías, en otros países donde el trabajo sea más rentable y brinden más porvenir”, señaló.

Metas del gremio

Según Arteaga, los problemas también se deben a la dispersión de los mismos agremiados debido a las presiones económicas y políticas. Como ejemplo de esto último, Navarro afirmó que la elección de la junta directiva ha estado limitada a condiciones impuestas por el CNE, las cuales no son bien recibidas por los agremiados.

Esa situación provoca que se pierda el concepto de lucha colectiva para lograr un bien común, motivo por el cual la iniciativa principal del Colegio de Bioanalistas del estado Bolívar en este momento es la reactivación del mismo, algo que según Arteaga, va a repercutir positivamente en la colectividad.

Pocas universidades imparten la profesión

El presidente del Colegio de Bioanalistas recordó que solo cinco universidades pueden impartir la carrera según la ley de ejercicio. Sin embargo, la posibilidad de que se pueda dictar en Ciudad Guayana no es algo imposible, pero depende de la Universidad de Oriente (UDO) gestionar una comisión para tales efectos.

A nivel nacional, las otras casas de estudios que ofrecen formación profesional en esta área son la Universidad de Carabobo, la Universidad Central de Venezuela (UCV), la Universidad del Zulia (LUZ) y la Universidad de los Andes (ULA).

Llamado a trabajar unidos

Arteaga extendió invitación a las generaciones de relevo a “no perder la esperanza, que se sigan formando y que inviertan en Venezuela”, mientras que a los colegas que ejercen en el resto del país les pidió unirse para luchar por sus reivindicaciones y objetivos planeados.

Igualmente Navarro aconsejó a los estudiantes del sector salud a seguir su vocación confiando en un futuro mejor e invitó a las distintas instituciones a mejorar la calidad de la formación de los futuros profesionales.