sábado, 13 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Embajador encargado de EE UU en Colombia asume misión diplomática para Venezuela

Francisco Palmieri asumirá en paralelo la misión diplomática para Venezuela, que funciona en Bogotá desde 2019, por la ruptura de relaciones entre Caracas y Washington.

El embajador encargado de Estados Unidos en Colombia, Francisco Palmieri, asumirá en paralelo la misión diplomática para Venezuela, que funciona en Bogotá desde 2019, por la ruptura de relaciones entre Caracas y Washington. Así lo anunció el 10 de mayo la Embajada.

La misión fue abierta en agosto de 2019, cinco meses después de que el Gobierno estadounidense cerrara su Embajada en Caracas y retirara al embajador James Story y a todo su personal.

“Story finalizará su labor al frente de la Oficina Externa de los EE UU para Venezuela (VAU) el 19 de mayo de 2023 (…). Será sustituido por Francisco ‘Paco’ Palmieri, quien asumirá inmediatamente sus nuevas funciones como jefe de Misión de la VAU”, según un comunicado.

Desde la salida del embajador Philip Goldberg en junio del 2022, y mientras la administración de Joe Biden elige a un sucesor, al frente de la Embajada estadounidense en Bogotá Palmieri seguirá “desempeñándose también como encargado de negocios” de dicha representación diplomática, agregó el documento. 

Qué pasó en la reunión entre gobierno de Petro y oposición 

El pasado 22 de abril, el gobierno de Gustavo Petro conversó, en la residencia presidencial de Hato Grande, cerca de Bogotá, con una delegación de la Plataforma Unitaria Democrática de Venezuela.

La cita fue un paso previo a la Conferencia internacional sobre el proceso político en Venezuela, convocada por Petro, que se hizo el 25 de abril en la capital colombiana con el propósito de impulsar el diálogo entre gobierno y oposición que se inició en México el año pasado. Según el colombiano, el objetivo central del encuentro era “más democracia, cero sanciones”.

Al evento, en el que se dieron cita los representantes gubernamentales de una veintena de países de América Latina, la Unión Europea, además de Canadá y Estados Unidos, no estuvo invitada la oposición venezolana ni la administración de Nicolás Maduro.