miércoles, 17 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Argentina enviará gendarmes para proteger Embajada en Caracas

Según fuentes de la Cancillería están sin luz ni agua, presuntamente por obra del gobierno chavista.

El Gobierno argentino decidió enviar gendarmes para proteger la Embajada en Caracas, donde están refugiados seis dirigentes cercanos a la líder opositora María Corina Machado. Así lo informaron a La Nación fuentes del Ministerio de Seguridad, que depende de Patricia Bullrich, que dijeron que el viaje de los gendarmes está “en preparación”.

En el gobierno se negaron a dar información adicional. Fuentes de la Cancillería agregaron que no estaban dispuestos a brindar datos que pudieran incrementar el riesgo de los refugiados venezolanos.

La situación es cada vez más tensa entre los gobiernos de Javier Milei y Nicolás Maduro. Los dirigentes opositores están alojados desde el lunes en la residencia oficial de la Embajada argentina en Caracas. Según fuentes de la Cancillería están sin luz ni agua, presuntamente por obra del gobierno chavista. Fuentes cercanas a los refugiados acotaron que desaparecieron los fusibles de la electricidad, hecho que atribuyen a empleados de Corpoelec.

Refugiados en la Embajada

“Nuestra gratitud con el Gobierno de Argentina y sus instituciones por su protección y solidaridad democrática en estas horas de persecución y arremetida en Venezuela”, escribió Pedro Urruchurtu, vía X, uno de los refugiados en la sede diplomática.

A sus 33 años, Urruchurtu es el encargado de las relaciones internacionales del partido Vente Venezuela, impedido de participar en las elecciones del 28 de julio en las que Maduro buscará su reelección hasta 2030. Es uno de los que pidió asilo en la Embajada argentina, luego de que Maduro denunciara en un acto público que dos miembros de ese partido se habían “infiltrado” en esa misma manifestación, con intenciones de matarlo.

La preocupación del gobierno por la integridad de los refugiados fue compartida por la coalición opositora.

“Repudiamos las acciones tomadas desde el poder en contra de la Embajada de Argentina, cortando el suministro eléctrico luego de que el gobierno de ese país se pronunciara a favor de los ciudadanos que queremos elecciones libres y justas en Venezuela”, expresó la coalición Unidad Venezuela, que incluye al partido de Machado.

“Además, estas acciones también pueden representar represalias en contra del Gobierno argentino por acoger a compañeros de las fuerzas democráticas que son arbitrariamente perseguidos por oponerse al régimen de Nicolás Maduro”, advirtieron los dirigentes de la oposición.

Hasta la decisión de enviar gendarmes, una de las salidas que se estaba negociando era la de un salvoconducto, tal como prevé la Convención de Viena, para que los dirigentes puedan llegar a la Argentina en el menor tiempo posible.

Resguardo de la sede

Además de Urruchurtu, los dirigentes Magalí Meda, Claudia Macero, Humberto Villalobos y Omar González están asilados en la residencia de la embajada. El nombre de la sexta persona permanece sin conocerse.

La reacción de Maduro es, hasta el momento, de silencio. Aunque fuentes cercanas al chavismo deslizaban que el presidente venezolano podría acceder al pedido y dejar salir del país a los hoy asilados en la residencia de la sede diplomática, encabezada en la actualidad por el encargado de negocios a cargo interinamente de la delegación, Gabriel Volpi.

“Maduro no quiere más problemas. Si se quieren ir, que lo hagan”, dijo una fuente cercana al Gobierno venezolano. Fue antes de que el Gobierno argentino confirmara su decisión de enviar gendarmes.

La canciller Diana Mondino tuiteó: “Esta Argentina siempre estará del lado de todos aquellos que quieran trabajar y vivir en libertad”. Y en su conferencia de prensa de este miércoles, el portavoz Manuel Adorni afirmó estar a “años luz” del presidente venezolano; pidió “elecciones democráticas y limpias” en Venezuela y abogó por una “pronta solución” de la situación de los asilados.