lunes, 4 de julio de 2022

Escasez de diésel agrava la situación del ya golpeado sector productivo

La falta de gasolina dificulta la actividad económica en el estado, ahora la ausencia del gasoil podría complicar más la operatividad de procesos y servicios fundamentales para los ciudadanos.

La falta de gasolina dificulta la actividad económica en el estado, ahora la ausencia del gasoil podría complicar más la operatividad de procesos y servicios fundamentales para los ciudadanos.

@g8che

Al igual que la gasolina, el diésel empezó a escasear en el país, en Bolívar, sectores económicos que dependen del gasoil están sufriendo desde comienzos de año mayores limitantes para abastecerse y poder operar.

Entre los principales afectados está el sector de transporte, del cual dependen los ciudadanos para trasladarse a sus sitios de trabajo. Fabiola Medina, presidente de la línea Orincar, señaló que solo están despachando 100 litros a la semana por autobús y a solo 60% de los afiliados por línea.

 

Los productores tenían un cupo para abastecer con menos problemas, algunos podían tener acceso a 3.500 o 2.500 litros de gasoil al mes, dependiendo del requerimiento y de las máquinas en las fincas,
pero en los últimos meses han sufrido una reducción paulatina
hasta quedar en cero.

“El gasoil llegaba un poquito más de lo que está llegando ahora”, dijo. Anteriormente podían recibir hasta 180 litros, divididos en 90 litros dos veces a la semana, los que, aunque no eran suficientes para trabajar eficientemente, les permitían rodar más que en estos momentos.

La escasez de gasoil, así como la de gasolina, son consecuencia de la destrucción de la industria petrolera bajo la administración del gobierno de Chávez y Maduro, situación que agravan las sanciones y las limitantes para importar combustible.

La transportista recriminó que además de que redujeron la cantidad de combustible que les despachan, desde que comenzó el año no se han cumplido a cabalidad el surtido de diésel. “Hemos dejado de surtir uno, dos días a la semana”, dijo. Lo que ha generado que se vean obligados a sacar de sus ahorros para comprar como mínimo un tambor de gasoil mensual en mercados negros.

Medina señaló que la escasez de diésel y la alta demanda disparó el tambor de gasoil de 200 litros de 30 a 50 dólares. “Es preocupante y alarmante porque lamentablemente quienes padecemos somos nosotros, el pueblo”.

Sin poder abastecerse

La escasez incluso ha afectado a camioneros quienes sin esperanza de poder proveerse de combustible por medios regulares, terminan migrando a mercados informales.

Autoridades no cumplen el compromiso de abastecer 70 litros a conductores de autobús en semanas flexibles | Fotos William Urdaneta

El conductor de un camión que prefirió mantener su nombre bajo reserva, señaló que anteriormente podía abastecer completamente su vehículo semanalmente en las estaciones que despachaban gasoil, hasta que desde hace un mes les suspendieron el suministro. “Cada vez que voy no nos permiten abastecernos porque ellos dicen que es solo para transporte público y del gobierno”.

El chofer, quien trabaja haciendo viajes y trasladando material de construcción como bloques y tierra, cuenta que anteriormente no había problema para abastecerse y trabajar, pero ahora sus servicios se han encarecido por las limitantes. “Antes uno cobraba 200 dólares a El Callao, ya no puedes cobrar eso, tienes que sumarle el combustible, ahora son 300, 250 dólares, menos de eso no me resulta”, afirmó.

Conseguir en el mercado negro también ha sido un tema engorroso para los viajes. “Se está poniendo duro (…) no es cuando uno lo quiere, sino cuando la gente tiene disponible el combustible”. Considera que la mayoría de los camioneros no tienen acceso al diésel, asegura que conoce más de 30 conductores que han tenido que recurrir al mercado negro, al cerrarse las puertas en las estaciones.

Hasta 2 dólares el litro

El sector agropecuario de Bolívar ya venía presentando problemas productivos por falta de gasolina, desde la Federación de Productores Agropecuarios del estado Bolívar, reportaban una contracción del 40% en el 2020, comparado con el 2019.

Productores en ese entonces no podían trasladarse a sus centros de producción y las fincas se mantenían desatendidas y con una producción en caída, algo que no ha podido ser revertido.

Ante la escasez de combustible, Malavé advierte que medianos y pequeños productores están desertando

“Sin combustible no hay producción”, dijo Julio Malavé, presidente de la Asociación de Ganaderos de El Palmar. “El problema ha aumentado casi en un 80%, combustible tipo gasoil ya no se consigue en las estaciones de servicio”. Relató que pese a que tengan salvoconducto no son atendidos.

De acuerdo con el productor, el gasoil puede conseguirse en mercados negros de 0,50 hasta 2 dólares el litro, pues hay mayores complicaciones al sur del Estado.

“Las fincas están paradas, la maquinaria está parada”, advierte. Sin combustible no han podido utilizar los tractores los cuales considera el “corazón de la finca”, limpiar los terrenos y tampoco han podido prender las plantas eléctricas fundamentales para mantener los alimentos cuando se va la electricidad. “Todo se te viene abajo”, reprocha.

Anteriormente los productores tenían un cupo para abastecer con menos problemas, algunos podían tener acceso a 3.500 o 2.500 litros de gasoil al mes, dependiendo del requerimiento y de las máquinas en las fincas, pero en los últimos meses han sufrido una reducción paulatina hasta quedar en cero.

“Yo soy uno, yo tenía un cupo de 2.500 litros, me lo bajaron a 1.500, después a 333 y ahorita no tengo cupo, me lo quitaron (…) así como yo hay muchísimos productores en la misma situación”, acotó.

Malavé estima que menos de 5% de los productores están siendo abastecidos con diésel y los que sí, apenas cuentan con 300 litros por mes. “En febrero lo que despacharon fue 500 litros, dos máquinas se consumen eso en tres días y ya paras el trabajo. El trabajo de las fincas es continuo”.

Golpe para los industriales

El presidente de la Cámara de Industriales en Guayana, José Ángel Bruzual, señaló que desde el inicio de la cuarentena el sector industrial de Bolívar no ha podido abastecerse de diésel por no ser considerado un sector prioritario para el despacho de combustible en el estado. “Pese a que hicimos las solicitudes, lamentablemente no se nos asignó”, señaló.

Sostuvo que, a diferencia de otros estados del país, en Bolívar las limitantes de diésel vienen desde marzo de 2020. Para abastecerse han dependido del mercado negro lo que ha encarecido los costos operativos y a la vez han limitado las operaciones logísticas y la operatividad.

De acuerdo con el gremialista el sector industrial en Guayana venía operando a un 22% antes de la pandemia y con la caída de la demanda, las restricciones de la pandemia y la escasez de diésel, terminaron bajando a 16%. “Una de las causas más graves que nos está afectando es el tema del combustible”, dijo.

Adán Celis, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), advertía días atrás que las industrias tenían diésel para una semana. Este miércoles declaró que industriales buscan importar combustible de Colombia para paliar la escasez en el país, aunque el gobierno ha puesto trabas, incluso para eso.

Industriales y camioneros no prioritarios sufren la escasez de diésel, priorizado para el transporte público

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img