domingo, 25 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

En sector La Sabanita de Ciudad Bolívar cárcava amenaza con destruir cinco casas y una escuela

La zanja se generó por el desprendimiento de tuberías de aguas servidas que ninguna autoridad de la municipalidad, ni del estado atendió. Las fuertes lluvias agravan la situación. | Foto cortesía

@G8che

Desde hace cuatro años, residentes del sector La Lucha en la parroquia La Sabanita de Ciudad Bolívar, vienen sufriendo la crecida de una cárcava cercana a sus viviendas. Durante los últimos días, con las fuertes lluvias, el movimiento de tierra desprendió parte de una casa y amenaza con destruir otras cinco viviendas del sector.

“Se nos está cayendo la casa, cada vez que llueve se caen dos, tres metros de terreno”, expresó con desespero Johan Gamboa, uno de los vecinos más afectados. La cárcava tiempo atrás estaba a 20 metros de su vivienda, hoy en día a tan solo metro y medio de su hogar.

Gamboa vive con su esposa y tres niños de 1, 10 y 15 años. Cuestionó que hasta los momentos no han recibido ninguna ayuda del Estado, pese a que la cárcava pone en riesgo alrededor de cinco familias, entre las que hay menores de edad.

“Si se sigue derrumbando no tenemos para donde ir (…) uno se siente afectado sin ninguna ayuda”, expresó. A los vecinos durante las lluvias les ha tocado vigilar por turnos por si se desprende mayor parte del terreno. “Para no quedarnos dormidos y que la casa se nos caiga encima con el aguacero (…) si se derrumba eso, cualquiera puede perder la vida”.

Quedar sin casa

Loicys Aray perdió su vivienda construida por el Estado. Pese a que las autoridades conocían de la cárcava, construyeron la casa y no atendieron el problema de deslizamientos de tierra. Hoy en día la mujer vive con sus siete hijos en casa de su madre, a escasos dos metros de la cárcava.

“Cada día el terreno va comiéndose más, llueve y uno no puede ni dormir, ni comer”, reprochó. De continuar avanzando la cárcava no tendrían a donde vivir. “Uno tiene niños chiquitos y no tiene para dónde coger, eso es lo más triste”.

Aray exigió que sean atendidos y que las autoridades responsables ejecuten acciones para detener el avance de la cárcava, ya que, de perder la casa de su madre, donde están viviendo actualmente, quedarían en la calle.

“Ellos (el gobierno) hicieron esa casa ahí sabiendo que era un riesgo latente”, reprochó Jhonny Gil, residente con más de 40 años en la comunidad. Expresó que la cárcava se generó luego del desprendimiento de unas tuberías de aguas servidas que ninguna autoridad de la municipalidad ni del estado atendió.

“Ahorita se llevó la mitad de una de las casas y está a escaso metro y medio de donde está la carretera (…) va a afectar alrededor de cuatro o cinco casas”, expresó. “Ya la situación no es grave, sino crítica”.

De acuerdo con Gil, hay una segunda cárcava que podría destruir una escuela y un módulo asistencial. Señaló que debe atenderse “antes que sea una catástrofe peor” para las familias que están en riesgo de perder sus viviendas.