domingo, 25 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Jubilados de CVG reclaman restitución de beneficios contractuales quebrantados

Jubilados de las empresas básicas de Guayana se reunieron este miércoles 15 de enero en la sede de la CVG en Puerto Ordaz para exigir al presidente de la Corporación Venezolana de Guayana, Pedro Maldonado, y a su junta directiva la restitución de los beneficios del contrato colectivo vigente.

[email protected]

Los beneficios del contrato colectivo de los jubilados de las empresas básicas de Guayana se encuentran suspendidos desde hace más de un año, denunciaron este miércoles. No tienen acceso al seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM), servicios funerarios o caja de alimentación. Además de esto, jubilados denuncian la posibilidad de que les sea quitada una de las dos jubilaciones que reciben actualmente, la estipulada por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y la ganada por antigüedad tras décadas de trabajo en las estatales.

     
El presidente de Fedajupebol, Hugo Medina, expresó que el camino para lograr el respeto del contrato colectivo es la lucha y la unidad | Fotos William Urdaneta

“La amenaza es real: la eliminación de una de las dos jubilaciones con las que contamos por prerrogativas, un derecho que nos ganamos luchando y trabajando”, declaró el coordinador general adjunto de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana y miembro de la junta directiva del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos de la CVG (Sunep), Noel Hernández, en referencia a la jubilación otorgada por el IVSS y la establecida en la Ley del Estatuto sobre el Régimen de Jubilaciones y Pensiones de los Funcionarios de la Administración Pública Nacional, de los Estados y los Municipios.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Jubilados y Pensionados del estado Bolívar (Fedajupebol), Hugo Medina, exhortó a sus pares a unirse para exigir sus derechos, sin temor a represalias. Además, lamentó la poca asistencia a la convocatoria de este miércoles en el edificio administrativo de CVG.

“¿Qué más pueden quitarnos?”, se preguntó con lágrimas en los ojos. “Este emporio industrial alternativo petrolero que nosotros desarrollamos, nosotros mismos permitimos que lo destruyeran. Somos cómplices de esta debacle por no haber salido a la calle cuando jóvenes expusieron sus vidas y quedaron ahí muertos. Eso no lo podemos olvidar”, expresó, al evocar las protestas de calle de 2014, 2016 y 2017.

Medina compartió un testimonio sobre la realidad que están viviendo tanto jubilados como trabajadores activos del conglomerado de estatales a fin de motivar a quienes aún no asisten a las convocatorias para exigir el respeto del contrato colectivo vigente.

“Encontré a un trabajador llorando debajo de una mata, de esos que no están en las contingencias y yo le preguntaba: Meneses, ¿qué pasó, mi viejo? ¿Por qué tú lloras? El hombre me dice: ‘Tengo un problema. Esta mañana me traje en esta vianda dos arepitas sin relleno, sin nada, pa’ comérmelas. Y estoy esperando a ver si me como esta o me la llevo a la casa… porque no sé qué puede haber en la casa más tarde, si mis hijos comieron o no comieron. Hugo, no crea usted que mi esposa no sabe cocinar, yo sé lo que estás viendo, la arepa está quemada, hermano. Sí. Pero es que yo le digo a mi esposa que las haga así para sentir que me estoy comiendo un pedazo de mortadela”, relató.

Destituciones por protestar

Además del incumplimiento de beneficios laborales, los trabajadores se enfrentan a la persecución estatal. El dirigente sindical de Sunep CVG y la ITG, Noel Hernández, fue destituido de su cargo por protestar en contra de la toma de la presidencia de la CVG y por acusar al presidente del ente, Pedro Maldonado, de incumplir con los derechos laborales.

Le abrieron un expediente administrativo, lo que violentó su fuero sindical, la Constitución, la Ley Orgánica del Trabajo y la Ley del Estatuto de la Función Pública, cuyo reglamento no contempla la manifestación como una falta que amerite la destitución del cargo.

“El Gobierno nacional ha opacado todo eso, es más, minimizó lo que ganábamos. No puedo sufragar los gastos de mi familia con 250 mil bolívares ¡Nos eliminaron todo! Después de dedicar 37 años de nuestra vida en la región Guayana estamos en la miseria prácticamente”, expresó Miguel Galíndez, expresidente de la Asociación Nacional de Jubilados de la CVG y quien llegó a la corporación en 1972.

“Mi esposa está fuera del país porque no tenía medicinas. Yo la llevaba desmayada a la clínica y no me la asistían. Eso es lo que estamos viviendo todos los jubilados de la CVG, no tenemos nada para sufragar lo más mínimo de alimentación en nuestras casas”, enfatizó.

Los asistentes a la convocatoria critican el hecho de que Nicolás Maduro se haga llamar presidente obrero cuando confisca los derechos laborales de los trabajadores. Además, informaron que en el transcurso de la semana irán a los tribunales para consignar el reclamo.

“No se justifica que teniendo un presidente que se hace llamar obrero, se da golpes de pecho pero a sus compañeros los tiene pasando hambre”, expresó Yovanny Coa, trabajador activo de CVG.