viernes, 19 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Central ASI lamenta nulo compromiso del gobierno en cumplir medidas de la OIT

La Central de Trabajadores Alianza Sindical Independiente exige abrir espacios para la discusión tripartita en Venezuela conforme a lo expresado por el Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo. | Foto cortesía

@g8che

La Central de Trabajadores Alianza Sindical Independiente (ASI) insta al Gobierno venezolano a que, de inmediato, convoque a las organizaciones de empleadores y de trabajadores para una mesa técnica bajo la observación de la Organización Internacional del Trabajo.

Esto, luego de que el Consejo de Administración 341 decidió incrementar las presiones al gobierno de Nicolás Maduro para el efectivo cumplimiento de las recomendaciones del informe de la Comisión de Encuestas de 2019.

 

Busquemos juntos respuestas para los trabajadores, para los empresarios, para el proceso social del trabajo y la recuperación económica de Venezuela”.

“Proponemos la creación de mecanismos de asistencia técnica bajo la veeduría de la Organización Internacional del Trabajo para atender nuestra emergencia nacional”, expresó José Vicente Rivero, secretario general de la central. Instó, por medio de una reforma de la Ley del Trabajo, a instalar una comisión nacional tripartita del salario mínimo en la que se tomen decisiones atendiendo las consultas de empleadores y trabajadores.

“La pulverización del salario mínimo, las políticas erradas en materia salarial han conllevado a la pérdida del poder adquisitivo y a una pobreza extrema en los trabajadores venezolanos”, deploró. “Exigimos la instalación de este mecanismo para darle solución a los trabajadores”.

Rivero insistió que es necesaria la discusión de un contrato marco del sector público y una normativa laboral para el sector privado que establezca condiciones mínimas de protección para los trabajadores. “Nuestra única herramienta para salir adelante es el diálogo”, alegó.

Pocas medidas de respuesta

Desde la publicación del informe de la Comisión de Encuestas en 2019 en el que se expusieron violaciones laborales, falta de diálogo social y persecución a actores y organizaciones laborales, el gobierno ha rechazado lo documentado y se ha negado a cumplir las recomendaciones que invitan al cumplimento de los convenios internacionales 26, 87 y 144.

Recriminaron la imposición de salarios sin previa consulta con trabajadores | Foto cortesía

En este último consejo, el ministro del Trabajo, Eduardo Piñate, rechazó la reforma votada en la que se aplicó mayores regulaciones al Gobierno venezolano sin comprometerse al cumplimiento de las prerrogativas, pese a que van más de dos años sin acatar las recomendaciones de la Comisión de Encuestas.

Marcela León, presidenta de la Central ASI, lamentó la respuesta e instó a que se retome el diálogo social tripartito. “Busquemos juntos respuestas para los trabajadores, para los empresarios, para el proceso social del trabajo y la recuperación económica de Venezuela”.

Ante el vencimiento de los lapsos para cumplir con las recomendaciones por parte del gobierno y las pocas políticas de cambio, León resaltó que la administración de Maduro debe ejecutar respuestas concretas en referencia a la consulta tripartita, el salario mínimo y los contratos colectivos.

Articulo 33

Ante el incumplimiento de las recomendaciones y las interrogantes que nacen de una posible aplicación del artículo 33 de la constitución de la OIT, León insistió que podría ser una tragedia la aplicación de este ya que Venezuela podría perder cooperación técnica de organismos de Naciones Unidas.

El artículo 33 de la OIT establece: “En caso de que un miembro no dé cumplimiento dentro del plazo prescrito a las recomendaciones que pudiere contener el informe de la comisión de encuesta o la decisión de la Corte Internacional de Justicia, según sea el caso, el Consejo de Administración recomendará a la conferencia las medidas que estime convenientes para obtener el cumplimiento de dichas recomendaciones”.

“Sería un suicidio y un genocidio. Nosotros tenemos que demostrar que tenemos las capacidades, que el multilateralismo es para ayudar, consensuar, buscar acuerdos”, sostuvo. Insistió que es necesario construir una agenda para que con funcionarios de la OIT se permita recuperar los derechos de los trabajadores.