martes, 23 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

NASA: “Es imposible sacar conclusiones científicas” sobre fenómenos anómalos no identificados

El equipo independiente, creado fuera de la NASA, utilizó datos no clasificados de entidades gubernamentales civiles, datos comerciales y datos de otras fuentes.

La NASA cree que actualmente hay pocas observaciones de alta calidad de fenómenos anómalos no identificados (UAP), lo que hace “imposible sacar conclusiones científicas firmes sobre su naturaleza”.

La agencia encargó un estudio independiente para comprender mejor cómo la agencia puede promover las observaciones de “eventos en el cielo que no pueden identificarse como globos, aviones o fenómenos naturales conocidos desde una perspectiva científica”.

Si bien la NASA todavía está evaluando el informe y valorando los hallazgos y recomendaciones, se comprometió a contribuir con el esfuerzo unificado de UAP del Gobierno estadounidense nombrando un director de investigación.

“El nuevo director de investigación de UAP de la NASA desarrollará y supervisará la implementación de la visión científica de la NASA para la investigación de UAP, incluido el uso de la experiencia de la NASA para trabajar con otras agencias para analizar UAP y la aplicación de inteligencia artificial y aprendizaje automático para buscar anomalías en los cielos. La NASA hará este trabajo de forma transparente en beneficio de la humanidad”. Así lo anunció este jueves el administrador Bill Nelson durante la presentación del informe definitivo.

El informe contiene los hallazgos y recomendaciones del equipo de estudio externo. El objetivo es informar a la NASA de datos disponibles para ser recopilados y cómo la agencia puede ayudar a arrojar luz sobre el origen y la naturaleza de futuras UAP.

El informe no es una revisión o evaluación de incidentes anteriores de UAP, precisó Nelson. 

Pocas observaciones de alta calidad 

El equipo independiente, creado fuera de la NASA, utilizó datos no clasificados de entidades gubernamentales civiles, datos comerciales y datos de otras fuentes.

“Actualmente existe un número limitado de observaciones de alta calidad de UAP, lo que hace imposible sacar conclusiones científicas firmes sobre su naturaleza”, concluyó el informe.

El documento constata que la detección de UAP suele ser fortuita, capturada por sensores que no estaban diseñados o calibrados para este propósito. Además carecen de metadatos completos.

Esto significa que el origen de numerosos UAP sigue siendo incierto. La importancia de detectarlos con múltiples sensores bien calibrados es, por lo tanto, primordial. En consecuencia, se recomienda que la NASA aproveche su considerable experiencia en este ámbito para utilizar potencialmente datos multiespectrales o hiperespectrales como parte de una rigurosa campaña de adquisición de datos.

A su vez, el panel defiende que la inteligencia artificial y el aprendizaje automático deben utilizarse en una detección integral de UAP.

También considera que la participación pública en el esfuerzo por comprender mejor las UAP será vital.

En este sentido, recomienda que la NASA explore la viabilidad de desarrollar o adquirir un sistema de crowdsourcing, como aplicaciones de código abierto basadas en teléfonos inteligentes, para recopilar datos de imágenes y otros datos de sensores de teléfonos inteligentes de múltiples observadores ciudadanos.