viernes, 1 de julio de 2022

Guaidó descarta nueva negociación con Maduro ante inminente llegada de emisarios noruegos al país

El equipo de Guaidó ha reiterado que “el proceso de Oslo-Barbados ha sido clausurado”. “Por tanto, no vamos a participar en ninguna reunión”, anticipó la oposición.
     

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, aclaró este viernes que no se embarcará en una nueva negociación con el gobierno de Nicolás Maduro para buscar una salida a la crisis política y humanitaria que sufre el país, ante la inminente llegada de emisarios noruegos a la nación caribeña.

“El gobierno legítimo de la República Bolivariana de Venezuela informa a la opinión pública nacional e internacional que hemos sido notificados sobre la visita de una comisión del Reino de Noruega a nuestro país en las próximas horas”, informó el Centro Nacional de Comunicación, que ejerce de oficina de prensa de Guaidó.

A modo de respuesta, el equipo de Guaidó ha reiterado que “el proceso de Oslo-Barbados ha sido clausurado”. “Por tanto, no vamos a participar en ninguna reunión”, anticipó la oposición venezolana.

Guaidó argumentó que “Maduro ha impedido toda solución negociada a la crisis venezolana”. “Al asaltar militarmente la Asamblea Nacional, única institución que goza de legitimidad nacional e internacional, ha demostrado su decisión de bloquear todas las soluciones políticas que la República clama”, apuntó.

No obstante, agradeció a Noruega su preocupación “ante la grave situación del país”. En concreto, valoró su respaldo a Guaidó y a la Asamblea Nacional que preside, así como “su rechazo y desconocimiento al asalto militar realizado por la dictadura el pasado 5 de enero”.

Noruega, junto con Barbados -que se sumó posteriormente-, ejerció de mediador en el diálogo entre representantes de Guaidó y Maduro que comenzó el pasado mes de mayo, con el fin de pactar una salida a la crisis, y estalló en agosto, debido a las sanciones estadounidense.

Según Guaidó, las partes llegaron a esbozar un acuerdo en el que se comprometían a formar un gobierno de transición en el que ni él ni Maduro estuvieran presentes para guiar a Venezuela a unas nuevas elecciones presidenciales. Sin embargo, el chavismo se echó atrás por las medidas punitivas de Washington.

Poco después, en septiembre, Maduro anunció un acuerdo con partidos minoritarios de la oposición venezolana que incluía ya pactos concretos como la liberación de presos políticos, la vuelta de los diputados chavistas a la Asamblea Nacional y la renovación del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Maduro ha intentado persuadir a Guaidó de que se sume a este nuevo diálogo -conocido como “la mesita de noche”-, pero el líder opositor se ha negado porque cree que es una maniobra dilatoria. Las de Oslo y Barbados eran las cuartas negociaciones entre Gobierno y oposición desde la muerte de Hugo Chávez, en 2013.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img