miércoles, 24 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Fedecámaras Bolívar exige a autoridades normalizar suministro de combustible en la entidad

El gremio condena que durante el mes de abril los días disponibles de despacho se han reducido, lo que hace que la reactivación económica de la región pase de compleja a imposible.

Vía nota de prensa, Fedecámaras Bolívar exige a las autoridades competentes normalizar el despacho de combustible en la entidad, el cual desde finales de 2022 ha empeorado, agravándose aún más durante los meses de marzo y abril de 2023.

El presidente de la federación, Austerio González, expresó que los despachos cada dos días y por placa no benefician en nada la economía de la región, la cual ya estaba bastante golpeada luego de años de contracción y pandemia por la COVID-19.

“Cerramos diciembre de 2022 con una caída de las ventas de 35% en comparación con diciembre de 2022, y esta escasez de combustible en nada beneficia para recuperar la dinámica económica de nuestro estado”, reiteró el líder gremial.

González considera que el primer trimestre de 2023 se han reducido las ventas 20%, en comparación con los primeros tres meses del 2022, lo que en parte se debe a la precaria situación del suministro de la gasolina.

Añadió que el surtido de combustible por placa solo es un paliativo, y que “la solución es que haya despacho diario y sin limitantes, ya que tanto empresarios como personas están tratando de normalizar sus actividades diarias y de trabajo”.

Paralizado el turismo 

“En Caroní, los conductores de una placa logran surtir -cuando mucho- tres veces al mes en estaciones dolarizadas”, dice el comunicado de prensa que detalla que para ello deben esperar dos días en cola, sin oportunidades de mover sus vehículos y utilizando la gasolina exclusivamente para necesidades básicas, lo que limita las actividades de disfrute y esparcimiento.

Al respecto, González expuso que a pesar de que el sector turismo esperaba que las personas se movilizaran en Semana Santa, no lograron las ventas que esperaban debido a la escasez de combustible.

“Tenemos reportes de que solo hubo actividad importante en Gran Sabana y Canaima. Esto es producto de varias cosas, pero principalmente de la poca capacidad de consumo y la escasez de gasolina que impide el traslado de habitantes, a la vez que impide la llegada de visitantes. A las personas les da temor visitar Bolívar por lo complicado y traumático que es surtir gasolina”, dijo.

Las regiones son las más afectadas

La federación tiene reportes de municipios que están recibiendo despacho de combustible apenas una vez al mes. Municipios como Cedeño y Padre Pedro Chien, que dependen del combustible para actividades comerciales y de producción de alimentos, han visto limitadas sus operaciones.

El gremio asegura que el sector agropecuario se ha visto obligado a paralizar maquinaria, lo que los deja impedidos para hacer mantenimiento a las fincas e imposibilitados de sacar mercancía a los mercados y zonas urbanas.