viernes, 17 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Papa advierte sobre “cadenas” que sofocan libertad humana

Exhortó a la comunidad internacional a que “por favor se escuche el grito de paz” de las víctimas de todos los conflictos que existen en el mundo y “se detenga la guerra, que es un desastre para los pueblos y una derrota para la humanidad”.

El papa Francisco advirtió este domingo sobre las “cadenas” que “sofocan” la libertad de la humanidad y mencionó las adicciones, las modas, el miedo, la intolerancia y la idolatría del poder, entre otras, durante el rezo dominical del Ángelus en el Vaticano.

“Debemos cuidarnos de las ‘cadenas’ que sofocan nuestra libertad”, como “las adicciones, que nos hacen esclavos, siempre insatisfechos, y devoran energía, bienes y afectos” y “las modas dominantes que nos empujan al perfeccionismo imposible, al consumismo y al hedonismo, que mercantilizan a las personas y desvirtúan sus relaciones”, dijo ante los miles de fieles congregados en la plaza de San Pedro para escucharle.

También están “las tentaciones y los condicionamientos que socavan la autoestima, la serenidad y la capacidad de elegir y amar la vida; está el miedo, que hace mirar al futuro con pesimismo, y la intolerancia, que siempre echa la culpa a los demás”, explicó.

“Y está la idolatría del poder, que genera conflictos y recurre a las armas que matan o se sirve de la injusticia económica y de la manipulación del pensamiento”, agregó el pontífice.

Francisco enfatizó que “con el diablo nunca se negocia”, aunque “dejamos a menudo que sus cadenas nos atenacen hasta que nos hacen demasiado daño, pero entonces es más difícil liberarnos de ellas” y entonces la única solución es “invocar a Jesús”.

“Preguntémonos entonces: ¿quiero realmente liberarme de esas cadenas que aprisionan mi corazón? Y también, ¿sé decir que ‘no’ a las tentaciones del mal, antes de que se apoderen de mi alma? Por último, ¿invoco a Jesús, le permito que actúe en mí, que me sane por dentro?”, expresó.

Liberación de seis monjas

El sumo pontífice se mostró “aliviado” por la reciente liberación de seis monjas que estaban retenidas en Haití e instó a “que se ponga en la libertad” a todos los que siguen secuestrados en ese país, para el que pidió “el renovado apoyo de la comunidad internacional”.

“He conocido con alivio la liberación de las monjas y el resto de personas secuestradas con ellas en Haití la semana pasada”.

Ante los miles de fieles congregados, Francisco hizo un llamamiento para “que se ponga en libertad a todos los que siguen secuestrados y que termine cualquier formar de violencia”.

Solicitó que todos ofrezcan su propia contribución para el desarrollo pacífico del país, para lo cual hace falta “el renovado apoyo de la comunidad internacional”.

“Escuchar el grito de paz”

Exhortó a la comunidad internacional a que “por favor se escuche el grito de paz” de las víctimas de todos los conflictos que existen en el mundo y “se detenga la guerra, que es un desastre para los pueblos y una derrota para la humanidad”.

Abogó por el “diálogo” para lograr “la reconciliación fraterna” en Myanmar y lo extendió a las crisis en Oriente Medio, en Israel y Palestina, en Ucrania, “en todos los sitios donde se combate” y en los que “la gente está cansada de la violencia y quieren que se detenga la guerra”.

“Lamentablemente desde hace tres años, las lágrimas de dolor y el sonido de las armas han ocupado el puesto de la sonrisa que caracteriza a la pueblo de Myanmar”, manifestó, al unirse “a la voz da algunos obispos birmanos para que las armas de la destrucción se transformen en instrumentos para que crezcan la humanidad y la justicia”.

Tras afirmar que “la paz es un camino”, Francisco invitó “a todas las partes implicadas a dar pasos de diálogo y a revestirse de comprensión para que Myanmar alcance la meta la reconciliación fraterna” e instó a que “se permita el tránsito de ayuda humanitaria para garantizar las necesidades da cada persona”.

“Que lo mismo suceda en Oriente Medio, Palestina, Israel, en todos los lugares donde se combate se respete a la población”, enfatizó.

“Pienso siempre en todas las víctimas causadas de la guerra en Ucrania, por favor se escuche su grito de paz y el grito de la gente que está cansada de la violencia y quiere que se detenga la guerra que es un desastre para los pueblos y una derrota a la humanidad”, puntualizó.

Por otro lado, expuso su “cercanía” a la iglesia de Estambul que fue atacada hoy dos personas enmascaradas, causando “un muerto y varios heridos”.

“Expreso mi cercanía a la comunidad de la iglesia de Santa Maria Graperis de Estambul, que durante la misa ha sufrido un ataque armado que se ha cobrado un muerto y diversos heridos”, declaró.