miércoles, 28 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Gobernador desconoce mesas de diálogo y entregó pliego conciliatorio al ministro del Trabajo

Aunque el gobernador de Bolívar promovió la conformación de las mesas, alegó que las soluciones las darán “los verdaderos líderes”, y junto a la Central Bolivariana de Trabajadores elaboró un pliego conciliatorio que entregó ante el Ministerio del Trabajo.

En el marco de una convocatoria en las adyacencias de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), integrantes de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST) hicieron entrega de un pliego conciliatorio al gobernador del estado Bolívar, Ángel Marcano, en el cual resumen los diferentes problemas laborales que aquejan a los obreros de Guayana.

El mitin fue dirigido por el presidente de la CBST, Pedro Perales, quien declaró en entrevista con Correo del Caroní que el pliego abarca problemas de salud, alimentación, recreación, vivienda y salario justo.

“Se debe respetar el reintegro de los trabajadores a la planta, la entrega del beneficio proteico y también dar respuesta sobre el tema salarial”, declaró Perales.

En horas de la noche del mismo día, el gobernador informó vía redes sociales que viajó a la ciudad de Caracas para entregar estas peticiones al ministro del Trabajo, Francisco Torrealba.

“Gracias por recibirnos para seguir en mesa de trabajo aquí en Caracas junto a la dirigencia sindical y los trabajadores de Guayana para seguir buscando junto al gobierno bolivariano que lidera Nicolás Maduro alternativas que favorezcan a la clase obrera”, publicó Marcano.

Desconocimiento de las mesas de diálogo

Los trabajadores de las diferentes empresas básicas de Guayana iniciaron 2023 protestando debido a las malas condiciones en las que laboran y pese a que Marcano conformó unas mesas de diálogo con representantes laborales que participaron en estas protestas, este miércoles aclaró que las conversaciones se seguirán dando con los “verdaderos representantes de los trabajadores”, refiriéndose a los miembros de la CBST.

Al ser cuestionado sobre qué pasó con las mesas de trabajo cuya creación promovió él mismo, el gobernador respondió: “esta es la continuidad de esas mesas”, no obstante, ninguno de los trabajadores de base que participaron fueron tomados en cuenta en la elaboración del documento, y tampoco estuvieron presentes en la actividad convocada en la sede de la CVG.

– Los trabajadores que se sentaron con usted en la mesa de diálogo denuncian haber sido desactivados. ¿Qué pasó con esos trabajadores?

–  Yo no me senté con ningún trabajador en particular. Nosotros estamos debatiendo con todos los trabajadores. Aquí venían cinco trabajadores a pegar gritos y a intentar manipular y nunca lograron mover a nadie. Cuando hablamos de los trabajadores, tenemos que hablar de 45 mil trabajadores. No son cuatro gatos que vienen aquí a pegar gritos y ustedes por los medios le sacan una nota diciendo que es la opinión de los trabajadores. Nosotros no perseguimos trabajadores, pero no aceptamos bravuconadas de nadie.

Con estas declaraciones, Marcano desconoció la condición de voceros de los obreros que participaron en las mesas de diálogo y ratificó que no aceptarán agendas violentas.

“Desde 2019 quieren meterse en una agenda violenta. ¿Resolvieron algo con eso? Había gente mandada de afuera a joder a los trabajadores”, vociferó Marcano.

Pedro Perales, quien también formó parte de las mesas de trabajo con los obreros sidoristas que realizaron una manifestación de cinco días durante el mes de enero, aseguró que la central rechaza cualquier tipo de acoso hacia los obreros protestantes.

“Todos somos obreros. En Guayana reclamamos beneficios para todos por igual. Esta discusión debe salir de Guayana, porque no hay respuesta acá, a la ciudad capital. Que sea el presidente Nicolás quien designe a alguien para dar respuesta a los trabajadores”, aseguró Perales, quien ratificó que las mesas de diálogo continuarán y se estudiarán los casos particulares de cada empresa.

Condiciones laborales paupérrimas en Guayana

Tanto Ángel Marcano como Pedro Perales reconocen que hay una mala situación laboral en torno a las empresas básicas de Guayana.

El presidente de la central oficialista admitió que existen violaciones a los derechos laborales y que hay problemáticas salariales, a su vez destacó el déficit de atención hospitalaria en los recintos destinados a empleados de las empresas básicas.

Perales aseguró que, además de dinero, de estas industrias también salen muchas enfermedades y que es imperativo mejorar la atención médica para jubilados y pensionados.

No obstante, ambos voceros criticaron lo que catalogan violencia contra el gobierno de Nicolás Maduro, aseverando que el Ejecutivo “siempre está dispuesto a escuchar”. A su vez enfatizaron en la responsabilidad de las sanciones económicas de toda la crisis nacional.

“Nos están atacando el salario. Nosotros tenemos que buscarle solución a eso para que la gente tenga mejores condiciones. Yo no estoy contra la lucha de la clase obrera y por eso estoy aquí. Nunca estaré en contra de la lucha, pero hay que saber dirigir la lucha. Es criminal atentar contra nuestras fábricas porque Venezuela viene saliendo de una situación dura y no es paralizando las fábricas que vamos a resolver el problema”, zanjó Marcano.