La segunda audiencia de juicio quedó fijada para el 2 de marzo, en la que iniciarán la presentación de pruebas con expertos promovidos y admitidos por el tribunal.

El juicio por el homicidio del ucabista José Alberto Arreaza, asesinado hace más de dos años, inició finalmente este miércoles 19 de febrero y continuará el próximo 2 de marzo a las 9:30 de la mañana.

Roberto Delgado, abogado defensor de los familiares de la víctima, informó que en esta audiencia, que inició a las 11:40 de la mañana y culminó a las 2:00 de la tarde, se dieron los discursos de Fiscalía, la parte acusadora y la acusada.

Para la próxima audiencia se empezarán con la presentación de pruebas, con los respectivos expertos promovidos y admitidos por el tribunal.

El inicio de juicio estaba originalmente pautado el pasado 10 de febrero. Sin embargo, fue diferido debido a un error en el acta de la audiencia preliminar, en la que se decidió precisamente llevar el caso a juicio. En el acta de audiencia preliminar, la defensa no aparecía inscrita formalmente.

Fue hace más de dos años y tres meses cuando asesinaron a José Alberto Arreaza, quien fuera estudiante de Derecho de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), núcleo Guayana.

Los imputados son Oswaldo Ojeda, teniente de la Guardia Nacional adscrito al Destacamento de Seguridad Urbana (Desur), el exestudiante de Derecho de la UCAB Guayana, Alberto Echegaray, y el funcionario (suspendido) del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Carlos Maldonado. El autor material, Lisandro Dilucas sigue prófugo y no ha sido incluido en el sistema de alerta roja de Interpol.

Ojeda está recluido en el Centro de Coordinación Policial de Chirica, y el exfuncionario del Cicpc en el de Guaiparo, en San Félix. Echegaray, por su parte, mantiene una medida cautelar sustitutiva de libertad con presentaciones periódicas a tribunales.

Tanto Ojeda como Echegaray son acusados de cómplices necesarios en ejecución de delito de homicidio intencional calificado con alevosía y agavillamiento, mientras que Maldonado como cómplice no necesario o simple en el delito de homicidio intencional calificado.

Los hechos

El cuerpo de José Alberto Arreaza, de 20 años, fue hallado el 23 de octubre de 2017, en la avenida Caracas de Puerto Ordaz, en la vía hacia el cementerio Jardines del Orinoco, con signos de descomposición y con herida de bala en la cabeza.

Arreaza había desaparecido dos días antes después de haber estado con Dilucas, Echegaray y Ojeda en una discoteca de Puerto Ordaz. La versión que dieron inicialmente fue que lo dejaron al frente de su residencia, en la urbanización Los Olivos, pero no vieron si ingresó a la vivienda.

El mismo día del hallazgo del cuerpo fue detenido el teniente Ojeda, mientras que Echegaray se entregó al día siguiente. Ambos sostuvieron entonces que se trató de un accidente.

Según Echegaray, Lisandro Dilucas jugaba con el arma del teniente cuando disparó accidentalmente contra Arreaza en la cabeza. Ojeda, también escolta de Dilucas, dijo que estaba dormido cuando ocurrió el crimen y que al despertar no estaban ni Echegaray ni Arreaza, que Dilucas lo llevó al comando y se enteró de la desaparición al día siguiente.

Echegaray, por su parte, contó que despertó a Ojeda para decirle lo ocurrido. El Ministerio Público mostró que en la ropa de Ojeda hallaron restos de pólvora.

Durante las investigaciones se conoció de la existencia de un video de las cámaras de seguridad del local nocturno en el que fueron vistos por última vez. El material audiovisual fue desaparecido, no fue exhibido ni a la defensa ni en Fiscalía, y en el Eje de Homicidios del Cicpc tampoco está la evidencia.

Delgado recordó en declaraciones pasadas que otra de las irregularidades en el caso fue la manipulación de evidencia, ya que el proyectil que quedó alojado en la parte posterior de la cabeza de la víctima fue desaparecido. En el caso también apareció implicado el funcionario policial Jorge González, quien habría ayudado a Dilucas a escapar.

Template by JoomlaShine