jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Nuevo robo en la Unidad de Nefrología de Puerto Ordaz deja en riesgo a más de 130 pacientes de diálisis

“Pedimos que nos ayuden con patrullaje en las noches. Nos han robado varios equipos en la institución y de allí depende la vida de muchos pacientes”, manifestó Leidy Rojas, familiar de un paciente de diálisis, tras el hurto ocurrido en la noche del viernes 10 de abril.

El hurto de una bomba de agua de la Unidad de Nefrología (Uninef) Vida y Salud, ubicada en el centro de Puerto Ordaz, ocurrido en la noche del viernes 10 de abril, dificulta ahora la atención de los 132 pacientes de diálisis que asisten a este centro. Los pacientes y el personal se vieron sorprendidos, la mañana de este sábado, con el hallazgo.

“Ya hemos sido víctimas varias veces, lo cual afecta a un total de 132 pacientes. También nos hemos visto afectados para el traslado por la gasolina, falta mucha vigilancia, los insumos han sido recortados. Al personal le cuesta trasladarse. Hemos sido maltratados en las bombas, más en la de La Piña que en la Base Aérea, porque no les quieren surtir gasolina, solo a 20 pacientes diarios. Nuestros salvoconductos son ignorados para los pacientes, que tienen que amanecer a las 4:00 am para que solo le coloquen 20 litros de gasolina”, denunció Peggy Chirinos, trabajadora de la Uninef.

Tanto personal, como pacientes y familiares, instaron al gobernador Justo Noguera Pietri y al alcalde Tito Oviedo a prestar el apoyo a la unidad de diálisis, la cual forma parte del Seguro Social.

   
Los delincuentes forzaron las puertas de la institución adscrita al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales | Fotos William Urdaneta

“Les pedimos a los entes competentes que nos ayuden con patrullaje en las noches. Nos han robado varios equipos en la institución y de allí depende la vida de muchos pacientes, no solo la de mi mamá, sino de los que necesitan una diálisis tres veces por semana”, manifestó Leidy Rojas, familiar de un paciente de diálisis.

“Queremos que el gobernador nos ayude, que mande una comisión y colabore con nosotros, así como cuando él buscaba sus votos en los barrios y lo apoyábamos porque somos chavistas, queremos que también nos dé la cara y nos apoye”, agregó Nieves Aguilar, paciente de diálisis, quien debe trasladarse desde el sector San José de Cacahual, en San Félix, hasta la unidad de diálisis de Puerto Ordaz.

En plena cuarentena y ante el riesgo por la pandemia de la COVID-19, los pacientes de diálisis se quejan de ser constantemente rechazados en las estaciones de servicio, a pesar de que forman parte del sector prioritario. Esto complica su movilización para trasladarse hasta tres veces por semana a dializarse, una necesidad de salud que no puede esperar hasta el fin de la cuarentena.

“Si no nos dializan, la sangre se nos contamina y eso nos lleva inmediatamente a la muerte. Hay que rogarles a los militares para que nos surtan 20 litros de combustible. Eso es una agonía constante”, denunció Alcides Rojas, otro paciente del centro.

La denuncia se repite en otros estados del país, donde las medidas de confinamiento no priorizan a pacientes crónicos. Aunque las autoridades públicamente los incluyen en el sector prioritario, en la práctica no se cumple en su totalidad.
 

 
Pacientes piden ayuda para reponer el equipo robado y patrullaje nocturno para evitar que se repita el hurto