sábado, 2 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Waraos son más vulnerables ante la falta de traductores en instituciones del Estado

El Estado venezolano sigue en deuda con los pueblos indígenas no solo desde el punto de vista de los servicios básicos, alimentación y educación intercultural bilingüe, sino también desde aspectos claves como el derecho a su idioma.

Los indígenas waraos más tradicionales que arriban a Tucupita, capital de Delta Amacuro, se encuentran con una realidad que sigue vulnerando su cultura: las instituciones del Estado no han garantizado las facilidades para su atención y una de las trabas más comunes es el idioma.

Los waraos mantienen su cultura y lengua materna intactas pese a la adaptación que han tenido que asumir frente a la interculturalidad cada día más presente en el mundo. No obstante, el Estado venezolano no ha asumido algunas leyes establecidas que protegen al indígena frente a algunas desventajas que históricamente han tenido que afrontar.

La mayoría de los waraos que acuden a instituciones como el Registro Civil, el Seniat, el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) o a alguna entidad bancaria no cuentan con personas que puedan orientarlos haciendo uso de su idioma.

El equipo de Radio Fe y Alegría Noticias verificó este lunes la inexistencia de alguna persona que hable el idioma warao en instituciones como el Saime, Registro Civil, Seniat y en ninguna entidad bancaria, para así orientar a los indígenas que en varias ocasiones han sido maltratados por algunos trabajadores de estas instancias por no poder hacerse entender.

Raúl Martínez, de la comunidad indígena Santa Rosa de Araguao, a unas 4 horas vía fluvial desde Tucupita, denunció el 10 de noviembre que una de las trabas que presentó a la hora de reclamar ante el Saime de tener problemas con su cédula de identidad fue el idioma. Martínez apenas hablaba el español y quienes lo atendían no lograban comprenderlo.

¿Qué dice la ley de pueblos indígenas?

El artículo 62 de la Ley de Pueblos y Comunidades Indígenas establece que “todo indígena tiene derecho a la identificación a través del otorgamiento de los medios o documentos de identificación idóneos, desde el momento de su nacimiento, los cuales serán expedidos por el órgano competente en la materia, mediante el procedimiento respectivo, el cual atenderá a la organización social, cultural, usos y costumbres, idiomas y ubicación geográfica de los pueblos y comunidades indígenas. El procedimiento se regirá por los principios de gratuidad, transparencia, igualdad, celeridad, responsabilidad social, no discriminación y eficacia. Se garantiza a los indígenas el pleno derecho a inscribir en el registro civil sus nombres y apellidos de origen indígena”.

El Estado venezolano sigue en deuda con los pueblos indígenas no solo desde el punto de vista de los servicios básicos, alimentación y educación intercultural bilingüe, sino también desde aspectos claves como el derecho a su idioma en todos los amplios contextos donde se desenvuelven. Y para ello también existen varios profesionales waraos preparados en diferentes áreas académicas dispuestos a asumir esta responsabilidad.