jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

¿Venezuela fue el país con mayor crecimiento económico en Iberoamérica 2022, como dijo el canciller Gil?

No es cierto que Venezuela sea el principal país en crecimiento económico en Iberoamérica y el Caribe, como dijo el canciller Yván Gil, durante la XXVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada en República Dominicana.

@LigiaPerdomo

“Somos el principal país en crecimiento económico en toda Iberoamérica y el Caribe en el año 2022 y con una proyección de volver a serlo este año 2023”, dijo el canciller de Venezuela, Yván Gil, durante la clausura de la XXVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, el 25 de marzo en República Dominicana. Pero es falso. 

Declaración entre el minuto 9 con 42 segundos hasta los 10 minutos con 02 segundos:

“Somos el principal país en crecimiento económico en toda Iberoamérica y el Caribe en el año 2022 y con una proyección de volver a serlo este año 2023” (…) ahí están los datos de la Cepal, nos estamos recuperando, con nuestros propios esfuerzos hemos tomado la senda de la prosperidad”, señaló el ministro de Relaciones Exteriores sin ofrecer las cifras que respaldan su declaración.

El Banco Central de Venezuela, organismo responsable de recopilar la información, no ha publicado data reciente relativa al producto interno bruto (PIB). En su sitio web -hasta el 28 de marzo de 2023- está reflejado el comportamiento de la economía hasta el primer trimestre de 2019, cuando la caída en ese período era de 26,8% en comparación con igual lapso de 2018.

Gil parece apoyarse en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, al señalar: “ahí están los datos de la Cepal, nos estamos recuperando”. Sin embargo, al revisar el Anuario Estadístico de esa instancia de Naciones Unidas publicado en febrero de 2023, no hay data sobre el PIB venezolano.

En las notas explicativas la Cepal advierte que la cobertura geográfica del anuario 2022 incluye a 20 países de América Latina (Venezuela entre estos) y 27 del Caribe, “en caso de que exista información para el cuadro o gráfico estadístico en cuestión”.

EsPaja buscó en el Balance Preliminar de las Economías de la Cepal, publicado en diciembre de 2022. Allí se habla del efecto rebote observado en el segundo trimestre, también registrado en Venezuela.

“A contar del segundo trimestre de 2022 el nivel del producto interno bruto de América Latina y el Caribe supera los niveles anteriores a la pandemia. La descomposición de su aumento respecto del mismo trimestre de 2021 indica que más de dos tercios son resultado de los esfuerzos por retornar a los niveles prepandemia (es decir, el efecto rebote) y el tercio restante corresponde al aumento de la actividad por sobre esos niveles”, dice el balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2022.

No obstante, “a partir del tercer trimestre comenzó a observarse una desaceleración del ritmo de crecimiento, generada por el contexto desfavorable que atraviesa la región, y, si bien la actividad económica habría continuado expandiéndose, lo hizo a un ritmo menor que el registrado en los últimos trimestres”, indica la publicación.

En el caso de Venezuela hay que añadir en 2022 comenzó a dar muestras de recuperación tras ocho años consecutivos de contracción económica -se perdió 80% del PIB- y cinco años de hiperinflación. Pero ya en el último trimestre las señales de desaceleración pronosticaban un 2023 no tan alentador.

Yván Gil quiso hacer alarde del crecimiento económico sin ofrecer cifras. Pero no es el único funcionario que vocifera que Venezuela tiene la tasa de crecimiento más alta de América Latina. Al tratarse de una cumbre iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno, Gil señalo que Venezuela exhibía el mayor crecimiento de la región, que incluye a España y Portugal, además de América Latina. España registró un crecimiento de 5,5% en 2022, mientras que el de Portugal fue de 6,7%, de acuerdo con Datos macro, del portal español Expansión, diario económico y de información de mercados.

De acuerdo con la Cepal, entre los países de América Latina, Panamá fue el país de mayor crecimiento con 8,4% en 2022, seguido de Colombia con 8,0% y República Dominicana con 5,1%. Y las naciones del Caribe que más destacaron fueron Guyana con 52%, Barbados con 10% y Belice y Santa Lucía, ambas con 9,5%.

El resultado de Venezuela (no disponible) tendría que ser superior al 52% mostrado por Guyana para ser el principal de Iberoamérica y a decir de funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro, el crecimiento estaría en torno a 15%, lo cual ponen en duda tanto empresarios como economistas, ya que aún persisten muchas dificultades.

Durante la presentación del mensaje anual a la Nación ante la Asamblea Nacional, ofrecida el 13 de enero de 2023, Maduro dijo: “Venezuela ha tenido un crecimiento en el año 2022 por encima del 15% del producto interno bruto, el mayor crecimiento de América Latina y el Caribe, con el impacto de diversificación de la economía que no habíamos tenido en años”. Sin embargo, el BCV no ha registrado en su página web la información. Y como señalamos más arriba, dentro de poco serán cuatro años completos sin que se conozca cuál ha sido el comportamiento de la actividad económica pública y privada.

Dada la mejora en los niveles de consumo del segundo y tercer trimestres de 2022 mostrada por una leve recuperación en el ingreso de los venezolanos, y tras salir de una prolongada recesión, no hay duda de que Venezuela haya reportado un crecimiento económico. Expertos en la materia han cifrado ese rebote en no más de 9%, pero no de 15% o más, como Maduro ha señalado y Gil prefirió no mencionar.

Mientras los números no se incorporen en las estadísticas del BCV difícilmente se conocerá oficialmente cuál fue la tasa de crecimiento. Pero tomando en cuenta la data de la Cepal, citada por el ministro Yván Gil como supuesta prueba de lo que estaba diciendo, Venezuela tendría que crecer más del 52% de Guayana en 2022 para tener el mayor crecimiento de Iberoamérica y el Caribe. Por tanto la declaración del canciller Gil es paja.