jueves, 30 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Uno de cada cuatro migrantes irregulares interceptados por México es venezolano

En tan solo tres meses, el Gobierno mexicano ha interceptado casi la mitad, el 46%, del récord de 782.176 migrantes irregulares que detectó en todo 2023, cuando este flujo subió 77% anual.

La migración irregular interceptada por México se ha triplicado en el primer trimestre del año hasta casi 360 mil personas en medio de crecientes operativos, aunque el Gobierno afirma que el flujo migratorio ha disminuido.

Las autoridades mexicanas detectaron a 359.697 “personas en situación migratoria irregular” entre enero y marzo de 2024, un incremento de 199,68% frente a las 120.029 del mismo periodo de 2023, según revelan las estadísticas disponibles este sábado de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación.

El principal país de origen de los migrantes es Venezuela, con 89.718 registrados, casi uno de cada cuatro del total, el 24,94%. Le siguen Honduras (37.323), Ecuador (36.956), Guatemala (36.934), Colombia (21.534), Nicaragua (18.711), El Salvador (17.720), Haití (16.791) y Cuba (10.464).

En tan solo tres meses, el Gobierno de México ha interceptado casi la mitad, el 46%, del récord de 782.176 migrantes irregulares que detectó en todo 2023, cuando este flujo subió 77% anual.

Tensión por elecciones

Las cifras se difunden tras un comunicado conjunto emitido el lunes pasado por los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y de México, Andrés Manuel López Obrador, quienes acordaron “trabajar juntos para implementar de inmediato medidas concretas con el fin de reducir significativamente los cruces fronterizos irregulares”.

Como logro, López Obrador afirmó el jueves que las capturas de indocumentados han caído en más del 50% en la frontera con Estados Unidos, que reportaba unas 12 mil diarios en diciembre y en abril bajó a un promedio de 5.812.

La tensión por la migración ha aumentado este año porque coinciden las elecciones presidenciales de México y de Estados Unidos, pero el mandatario mexicano negó que endurezca los controles por presiones de EE UU.