domingo, 19 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Tuberculosis, VIH, COVID-19 y desnutrición en las cárceles del país, según ONG

Una Ventana Libre añadió que las condiciones sanitarias de los centros de reclusión no son aptas, ya que muchos no cuentan con baños, otros no tienen agua potable, muchas celdas no tienen ventilación.

Al menos 240 detenidos en calabozos policiales padecen de tuberculosis, 45 de VIH-sida, 7 de COVID-19 y 411 presentan un cuadro aparente de desnutrición, aseguró la ONG Una Ventana a la Libertad (UVL).

Los datos se arrojaron de 18 jornadas médicas asistenciales realizadas entre octubre del 2022 y julio del 2023, con la finalidad de “determinar las condiciones sanitarias de los centros de detención preventiva y el estado de salud de los privados de libertad”, reseñó Runrunes.

Las evaluaciones se realizaron en 7 estados del país como: Miranda, Carabobo, Distrito Capital, Bolívar, Aragua, La Guaira y Zulia. Determinaron durante el recorrido que en 161 calabozos policiales conviven 10.254 privados de libertad, para una capacidad instalada de 6.028 personas, lo que indica que “existe un hacinamiento de 170%”, según representantes de la ONG.

En este sentido, ratificaron que “la falta de distanciamiento es lo que hace que las enfermedades infecto-contagiosas como la tuberculosis, la escabiosis (sarna), gripes y COVID-19, entre las más comunes, se mantengan en la lista de problemas de salud entre los privados de libertad”.

Una Ventana Libre añadió que las condiciones sanitarias de los centros de reclusión no son aptas, ya que muchos no cuentan con baños, otros no tienen agua potable, muchas celdas no tienen ventilación y en otros casos, los reclusos cocinan donde mismo hacen sus necesidades fisiológicas.