martes, 20 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

¿Tarek El Aissami dejó “el pelero” y se fue para Siria?

No hay evidencias sólidas que confirmen la detención, el exilio o incluso la fuga del país del exministro de Petróleo.

@alexiscorreia

“He tomado la decisión de presentar mi renuncia como ministro de Petróleo, con el propósito de apoyar, acompañar y respaldar totalmente este proceso”: con este críptico mensaje en Twitter, Tareck El Aissami puso fin a su etapa como ministro de Petróleo del gobierno de Nicolás Maduro el 20 de marzo. En otro tuit vinculado al anterior, El Aissami aclaró: “Me coloco a disposición de la dirección del PSUV para apoyar esta cruzada que ha emprendido el presidente contra los antivalores que estamos obligados a combatir”.

¿Es cierto que El Aissami huyó a Siria, un país en el que tiene raíces familiares? ¿O que se encuentra detenido o con algún tipo de libertad limitada? En Espaja.com hemos recibido peticiones de usuarios para verificar estas informaciones que aparecieron en WhatsApp o en medios de comunicación, especialmente la tesis de la “fuga a Siria”.

Lo responsable es afirmar que carecemos de indicios sólidos que respalden estas versiones. Pero sería temerario de nuestra parte descartarlos como falsos, en un contexto de gran opacidad.

Prácticamente lo único que tenemos seguro es el misterio.

Oficialmente, las autoridades del gobierno de Maduro no han emitido información sobre el destino o las actividades de El Aissami desde su renuncia el 20 de marzo.

El exfuncionario público tampoco ha emitido mensajes en sus redes sociales: su Twitter está inactivo desde el citado 20/03/2023, y el feed de su Instagram, desde que recibió a un ejecutivo de la petrolera rusa Rosneft el 6/03/2023.

Tampoco sabemos -por canales oficiales del gobierno de Maduro, sus funcionarios activos o el propio El Aissami- de que manera el exministro de Petróleo apoya la “cruzada contra los antivalores” que señala en sus tuits.

No estamos hablando de cualquier persona: El Aissami llegó a ser número dos del gobierno de Maduro (vicepresidente ejecutivo) entre enero de 2017 y junio de 2018, y ministro del Interior de Hugo Chávez entre 2008 y 2012.

En teoría, debería ser el principal responsable de uno de los escándalos de corrupción que ha comunicado el fiscal general Tarek William Saab en marzo de 2023, el que involucra a Pdvsa y la superintendencia de criptomonedas (Sunacrip), y que le había costado la detención a 21 personas entre funcionarios, empresarios y hasta un diputado de la Asamblea Nacional votada en 2020 (Hugbel Roa).

También tenemos otra declaración pública: Tareck William Saab habló para un medio de comunicación de Colombia (W Radio) el martes 28 de marzo. Allí le preguntaron específicamente por Tareck El Aissami y de una posible investigación en su contra. Y la respuesta fue elusiva:

“Estamos en una fase… Yo diría en la primera fase en el ciclo de cierre de la primera fase de investigación (…). Por lo tanto yo no quisiera siendo como he sido, hermético en lo que me toca (….), adelantarme a los acontecimientos que están en pleno desarrollo”.

Además de los canales oficiales, otro indicio pudieran ser los medios internacionales. Tendemos a suponer que estos medios tienen acceso a fuentes de las que carecen sus equivalentes de Venezuela, por ejemplo diplomáticos de alto rango. Una detención o fuga probablemente provocarían un impacto inmediato en cadenas extranjeras de noticias.

Sin embargo, si escribimos “Tareck El Aissami” el Google el 30 de marzo de 2023 al mediodía venezolano, y limitamos la búsqueda a los últimos siete días, no detectamos hechos confirmados. Solo especulaciones y preguntas que se repiten:

Por supuesto, con una investigación de presunta corrupción en desarrollo, todo puede cambiar en horas. La invitación sería a revisar o verificar cada información recibida con fuentes y medios que consideremos responsables y con una trayectoria que les respalde.

Espaja.com no trabaja con hechos extraoficiales. Escapan a nuestro método de trabajo. Pero podríamos acotar que, en un contexto de opacidad, secretismo y autoritarismo, lo extraoficial puede ser una señal (que no una prueba) o una pieza de un rompecabezas informativo.

Rafael Isea, que fue gobernador de Aragua electo por el PSUV entre 2008 y 2012 y actualmente se encuentra en el exilio, indicó en sus redes sociales que El Aissami “estaría bajo detención domiciliaria (con) extrema custodia de cuerpos de seguridad en Fuerte Tiuna” (29/03/2023). Pero su misma conjugación de verbos advierte de que no se trata de hechos confirmados.

Se fugó, pero… ¿lo devolvieron? 

¿Qué sabemos del medio Venezuela Red Informativa, que el 28 de marzo de 2023 publicó una nota titulada: “¡Urgente! A la sala de redacción nos llegan bombazos de última hora: Tareck El Aissami dejó el pelero y se fugó a Siria”?

¿Y el mismo medio que el 29 de marzo de 2023 tenía este otro titular destacado en su web: “Nos vamos con 2 tubazos: El avión en que huía Tareck El Aissami a Siria estuvo retenido en Islas Azores y luego regresado a Venezuela”?

En el primer párrafo de esta nota, firmada por Yolanda Medina Carrasco, leemos:

“Nos informa nuestra fuente de VRI que el avión Bombardier que salió este pasado lunes a las 6:30 pm desde el aeropuerto Caracas ubicado en la ciudad de Charallave, estado Miranda, donde viaja el prófugo Tareck El Aissami con su familia, estuvo retenido en las Islas Azores de Portugal, en el momento en que era surtido de combustible para seguir destino a Siria. Pero fue regresado al aeropuerto La Carlota en Caracas; y ahora se encuentra detenido en Fuerte Tiuna, residencia del ministro de la Defensa, Padrino López”.

Es decir, el mismo medio que informó que Tareck El Aissami presuntamente se fugó a Siria (28 de marzo), un día después emitió una versión más parecida a la de Rafael Isea: el “fugado” El Aissami estaba de regreso en Venezuela y “detenido” en Fuerte Tiuna.

El portal Venezuela Red Informativa tiene una sección llamada “Acerca de”, en la que deberíamos encontrar información del medio de comunicación, su orientación, sus propietarios o en todo caso sus directivos. Sin embargo, el link está vacío y redirige cíclicamente al homepage.

Es decir, estamos ante un medio que no ofrece información sobre sí mismo, por lo que pudiera ser sospechoso.

El banner (barra de promoción de contenido) más destacado en esta web nos remite a las columnas de opinión de Pablo Medina, que fue parlamentario entre 1989 y 1999 y posteriormente miembro electo de la Constituyente de 1999 por el oficialismo, antes de distanciarse de Hugo Chávez.