martes, 16 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

¿Santa Teresa de Calcuta tuvo nacionalidad venezolana?

El Centro Madre Teresa, en Calcuta, confirmó a espaja.com que la monja jamás tuvo la nacionalidad venezolana, solo contó con un documento de identidad como extranjera en el país.

@alexiscorreia

La madre Teresa de Calcuta nació en 1910 en la actual Macedonia del Norte, entonces parte del imperio otomano (se le bautizó con el nombre de origen albanés Anjezë Gonxhe Bojaxhiu). Murió en 1997 a los 87 años de edad y se le canonizó como santa del catolicismo en 2016.

Es un hecho público y notorio que Venezuela, para ella, no era un país del montón: luego de su célebre labor entre los “más pobres de los pobres” de la India (como ella los denominaba), la monja estableció en suelo venezolano en 1965 la primera de sus casas internacionales de la orden Misioneras de la Caridad. Específicamente en Cocorote (Yaracuy).

Este nexo venezolano aparece incluso en su biografía en la web oficial del Vaticano (en inglés).

Pero… ¿es cierto que Santa Teresa de Calcuta tuvo la nacionalidad venezolana como extranjera naturalizada? Lo escribió el periodista y escritor Luis Alberto Perozo Padua en el portal Correo de Lara el 10 de septiembre de 2018, en un artículo titulado La Madre Teresa de Calcuta era venezolana. Esta versión ha saltado a redes sociales, e incluso, a otros portales de noticias como Diario de las Américas.

Luis Alberto Perozo Padua publica la foto de un documento de identidad expedido por el Ministerio de Relaciones Interiores en 1965 con el nombre “Mary Teresa Bojaxhiu” y hace la siguiente afirmación en el texto:

“La Madre Teresa tuvo identificación venezolana, lo que la hacía ser ciudadana de este país. Esta santa vino en varias oportunidades y fundó una sede de su congregación en el estado Yaracuy”.

 

Comprobante de identidad venezolana de Santa Teresa de Calcuta, expedido el 29 de julio de 1965

Tanto el titular como la afirmación anterior de Luis Alberto Perozo son falsos.

La existencia de un documento de identidad expedido por autoridades de Venezuela no convierte a una persona -necesariamente- en “ciudadano de Venezuela”, es decir, un venezolano por nacimiento o por naturalización con todos los derechos que le concede esa nacionalidad. Puede tratarse de un extranjero que ha recibido un permiso de estadía en el país.

En espaja.com consultamos por correo electrónico este asunto con el Centro Madre Teresa que funciona en Calcuta (India) y se dedica a la divulgación del legado de la monja.

La respuesta se tardó (enviamos nuestra primera solicitud de información el 7 de septiembre de 2022), la recibimos este 15 de marzo por parte de quien se identifica como Hermana Callisita y se encarga de las comunicaciones de la institución (traducimos del inglés):

“Una de las hermanas que estaba investigando encontró información y nos gustaría compartirla con usted ya que nos había hecho algunas preguntas sobre este tema y podría serle útil”. 

“Nuestra investigación mostró que la Madre Teresa tenía una cédula de identidad para los extranjeros, pero no la nacionalidad venezolana”.

“Es un documento provisional” 

Rafael Carrasquero Aumaitre es documentólogo forense egresado del Instituto de Policía Científica y, consultado por espaja.com, contó que también había investigado en el pasado sobre la falsa nacionalidad venezolana de la madre Teresa de Calcuta. Más que todo por curiosidad personal, ya que su madre era devota de la actual santa. Carrasquero nos indicó lo siguiente por mensaje de voz:

“Cuando cualquier persona llegaba a Venezuela lo primero que hacía era registrarse en lo que llamaban Identificación e Extranjería, eso que usted me está mostrando (nota: el documento de la madre Teresa hecho público por Luis Alberto Perozo). Es una es una cédula provisional. Uno lo guardaba cierto tiempo y se dirigía posteriormente a Extranjería (…) y ahí le entregaban a uno la cédula laminada, que no era de colores, sino una cédula verde con una estampilla”.

 

“Todo el que entraba era registrado y se le tomaban las huellas dactilares, entonces en el Archivo Histórico, que está en El Silencio, allá hay huellas dactilares de quien usted quiera, está (John Fitzgerald) Kennedy, está (Richard) Nixon, Michael Jackson, Juan Gabriel”.

¿Cómo era la cédula de identidad de un ciudadano venezolano en el año 1965? Lamentablemente, al menos en internet, no contamos con una historia gráfica de la evolución de nuestros documentos de identidad.

Aunque también es un hecho bastante conocido que el entonces presidente Isaías Medina Angarita recibió la cédula número 000001 en el año 1942 y que este era el aspecto parcial de esa cédula primitiva:

El experto forense Rafael Carrasquero envió a espaja.com la foto de una verdadera cédula de una ciudadana venezolana expedida en 1971, que entonces tenía un anverso y un reverso, y que nos puede servir de referencia (aproximada) de un documento de la época.

En un blog, el contador público Lorenzo Rondón también difundió el aspecto de una cédula de venezolana emitida en 1972.

El resultado 

La existencia de un documento de identificación para un extranjero -en este caso, la madre Teresa de Calcuta-  no sirve de prueba de que este último haya adquirido la nacionalidad venezolana.

La Constitución de 1961, vigente para 1965, establecía los requisitos para que un extranjero obtuviera la llamada ciudadanía venezolana por naturalización: figuran en los artículos 36 y 37.

No hay pruebas de que la madre Teresa de Calcuta haya obtenido la nacionalidad venezolana por naturalización. No consta en ninguna de sus biografías públicas. En sus propias declaraciones se consideraba “albanesa por sangre e india por ciudadanía” (fuente: perfil biográfico del Vaticano).

Otras fuentes le atribuyen las siguientes nacionalidades a lo largo de su vida (1910-1997), tras nacer dentro de los confines del desaparecido imperio otomano: de la también desaparecida Yugoslavia, desde 1943; de la India, desde 1950; de la actual Albania (por sangre), desde 1991; y ciudadana honorífica de Estados Unidos desde 1996.

También fue descartada su presunta nacionalidad venezolana a espaja.com por la vocería del Centro Madre Teresa en Calcuta, donde se divulga sobre su vida, legado y devoción. La información publicada en 2018 por Luis Alberto Perozo (y que no había sido corregida hasta esta fecha) en el portal Correo de Lara es falsa.