domingo, 14 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Venezuela logró controlar sarampión y rubéola, pero debe mantener controles para evitar nuevos brotes y recuperar certificación

Tras el brote por sarampión en 2017, Venezuela perdió la certificación internacional como país libre de sarampión, y si bien no se presentan casos de esta enfermedad desde agosto de 2019, aún debe cumplir algunos requisitos para recuperar dicha certificación.

En la cuarta reunión anual del Comité Nacional de Sarampión, realizada en la sede de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Venezuela, se presentaron las observaciones al informe 2020-2021 que elaboró el Ministerio del Poder Popular de la Salud, como parte del proceso para la reverificación de la eliminación de esta enfermedad en el país.

Tras revisar el Informe Anual de Seguimiento a la Sostenibilidad de la Eliminación del Sarampión, la Rubéola y Síndrome de Rubéola Congénita en Venezuela 2020-2021, el comité concluyó que, en efecto, el país ha mantenido la interrupción del brote de sarampión y la eliminación de la rubéola y síndrome de rubéola congénita.

Sin embargo, recomendó al MPPS cumplir con los criterios de eficacia, homogeneidad, eficiencia y oportunidad de la campaña de vacunación de seguimiento de sarampión, rubéola y polio que actualmente se realiza en todo el territorio nacional, de modo que pueda solicitar la reverificación de la eliminación del sarampión en el país.

Urge elevar las coberturas de vacunación 

Tras el brote por sarampión en 2017, Venezuela perdió la certificación internacional como país libre de sarampión, y si bien no se presentan casos de esta enfermedad desde agosto de 2019, todavía debe cumplir algunos requisitos para recuperar dicha certificación, principalmente en lo relacionado a elevar las coberturas de vacunación por encima de 95%; seguir fortaleciendo el sistema de vigilancia epidemiológica y estar preparado para una respuesta rápida frente a un caso importado de sarampión.

El comité reiteró su disposición de acompañar a autoridades y personal técnico del MPPS en los diferentes estados a fin de valorar las fortalezas y oportunidades de mejora para la campaña, de modo que ésta pueda cumplir con los objetivos trazados.

María Viki Zabaleta, presidenta del Comité Nacional para el monitoreo y reverificación de la sostenibilidad de la eliminación del sarampión, la rubéola y síndrome de la rubéola congénita, considera que el país marcha por buen camino, pues no se han reportado casos de sarampión desde hace casi tres años, pero las coberturas de vacunación, de alrededor de 70%, deben elevarse más allá del 95%, y garantizar además la sostenibilidad de las mismas: “La vacunación no debe limitarse a campañas esporádicas, es algo que debe ser constante”.

Y esa es su principal recomendación, que la vacunación no tenga que depender de campañas: “El problema es mantener la cobertura en medio de una pandemia. Es algo urgente, la sostenibilidad del programa de vacunación es el requisito más urgente para que el país obtenga la ansiada reverificación de eliminación del sarampión”. (Con información de la OPS)