martes, 23 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Refuerzo con vacuna actualizada y medidas de protección, estrategias ante nueva variante del COVID-19

Debido a su rápida propagación, la Organización Mundial de la Salud clasificó la variante JN.1 como de interés (VOI): Variante de interés JN.1 de COVID-19.

De acuerdo con el Ministerio de Salud (Minsa) de Panamá, para la semana del 24 al 30 de diciembre de 2023, la positividad se situaba en 35.9%, con 2,082 casos activos, 51 hospitalizados en sala y 3 en UCI.

El Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) confirmó que en Panamá se detectó el primer caso de la nueva variante de interés JN.1 de COVID-19.

La ventaja, a diferencia de lo que ocurría cuando inició la pandemia a causa de COVID-19, es que ahora existen herramientas conocidas por la ciudadanía: vacunación y medidas de protección personal como el uso de la mascarilla, lavado frecuente de manos y distanciamiento social.

El doctor Juan Miguel Pascale, director del Icges, explicó a La Web de la Salud que “este linaje parece ser muy transmisible pero los síntomas son leves y no está asociado a un aumento de hospitalización y muerte, por lo menos en sujetos vacunados o previamente infectados. Es importante usar mascarilla si alguien tiene síntomas respiratorios y tratar de hacerse la prueba. De no poder hacerla, por lo menos quedarse en casa o usar mascarilla para no infectar a otros”.

El especialista sostuvo que la aparición de esta variante “era predecible en vista de su circulación en Estados Unidos y países vecinos y teniendo en cuenta las fechas que acabamos de pasar: Navidad y Año Nuevo. Festividades donde familiares y amigos nos juntamos y celebramos”.

“Este fenómeno usualmente ocurre algunas semanas después de los rebrotes de COVID-19 en Estados Unidos y Europa. Anticipamos que ocurra un pico de infecciones en este mes de enero 2024”.

De igual modo, estima que observemos “un pequeño aumento de hospitalizaciones y casos graves, especialmente en gente de mayor riesgo (adultos muy mayores o personas con comorbilidades no bien controladas), particularmente si su último refuerzo de vacunación ocurrió hace más de 6-9 meses”.

El especialista explicó que no se descarta que algunos pacientes “se coinfecten simultáneamente con otros virus respiratorios (influenza o Virus Respiratorio Sincitial) que circulan también en estos momentos”.

Recordó que el Minsa anunció la próxima llegada a Panamá “de la última formulación de vacuna, con mayor efectividad frente a los sublinajes más recientes”.

Al respecto, exhortó, en particular a las personas de riesgo, a aplicarse dicho refuerzo para tener un esquema actualizado en el 2024, además de reforzar sus medidas de protección personal (mascarilla, evitar aglomeraciones, buena ventilación y lavado de manos).

De acuerdo con el Ministerio de Salud (Minsa), para la semana del 24 al 30 de diciembre de 2023, la positividad se situaba en 35.9%, con 2,082 casos activos, 51 hospitalizados en sala y 3 en UCI.

Solo en la provincia de Chiriquí existen más de 500 casos activos. Los adultos mayores, enfermos crónicos y niños no vacunados, constituye la población que predomina en las instalaciones, anunció Gladys Novoa, directora regional de Salud.

Novoa explicó, citada por Minsa, “que nos encontramos frente a una variante de alta transmisibilidad y con un período corto de incubación aunado a que durante el pasado mes de diciembre aumentaron las actividades que generan aglomeraciones”.

“Las compras de fin de año, graduaciones, convivencia familiar y los cambios climáticos propiciaron los problemas respiratorios y los casos de COVID-19”.

Ricardo Chong, jefe regional de Epidemiología en Veraguas, exhortó al lavado de manos, el distanciamiento físico y retomar el uso de la mascarilla, especialmente en adulto mayores o personas inmunosuprimidas.

Ismael Díaz Medina, director nacional de Medicamentos e Insumos de Salud, “indicó que se han tomado las previsiones necesarias a raíz incremento de casos de COVID-19, reforzando la adquisición y distribución del tratamiento antiviral Paxlovid en las 15 regiones de salud del país”. 

Una variante en rápida expansión

Debido a su rápida propagación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó la variante JN.1 como de interés (VOI): Variante de interés JN.1 de COVID-19.

“Según la evidencia disponible, el riesgo adicional para la salud pública mundial que plantea JN.1 se considera actualmente bajo. A pesar de esto, con la llegada del invierno en el hemisferio norte, JN.1 podría aumentar la carga de infecciones respiratorias en muchos países”, alertó la OMS en comunicado divulgado el 19 de diciembre.

El 29 de diciembre, los centros para el control y prevención de enfermedades (CDC) anunciaron que la JN.1 se propagaba rápidamente y se estimaba representara entre el 39% y 50% de las variantes en circulación en los Estados Unidos.

En España se habla de la “tripledemia”, con un incremento de casos de gripe y COVID-19, coincidiendo con el VRS, asociado a la ausencia de distanciamiento social por las fechas decembrinas.