martes, 5 de julio de 2022

OPS alerta que pandemia por COVID-19 no cesa en América

Según los datos facilitados por la Organización Panamericana de la Salud, Centroamérica fue la región con mayor aumento de infecciones con 80% más que la semana anterior.

Según los datos facilitados por la Organización Panamericana de la Salud, Centroamérica fue la región con mayor aumento de infecciones con 80% más que la semana anterior.

Más de 918 mil nuevos casos de la COVID-19 fueron reportados la semana pasada en América, lo que supone un aumento del 27,2% en la incidencia de la infección con respecto al periodo anterior y constata la tendencia, tras 4 semanas da aumentos constantes, alertó la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Aumentaron las hospitalizaciones en 18 países y las admisiones en cuidados intensivos subieron en 13 territorios”, señaló la directora de la OPS, la dominiquesa Carissa Etienne, durante la conferencia de prensa virtual que el organismo organiza cada dos semanas para reportar el avance de la pandemia en la región.

Según los datos facilitados por Etienne, Centroamérica fue la región con mayor aumento de infecciones con 80% más que la semana anterior. Argentina es el país donde más subió el número de casos, al registrarse casi 34 mil positivos, lo que supone un incremento del 92%.

Asimismo, Etienne subrayó que se notificaron más de 3.500 muertes, con especial incidencia en Venezuela, Paraguay y Brasil, países donde hubo un incremento en el número de decesos.

En este sentido, la directora de la OPS valoró que el virus de COVID-19 “no va a desaparecer muy pronto” y que “está de nuevo en aumento” en América. 

Lecciones aprendidas de la pandemia

Etienne hizo hincapié en que las lecciones aprendidas en estos años son claves para que la pandemia remita y recordó que “sólo 14 de 51 países han alcanzado el objetivo de vacunar a más del 70% de su población”.

La experta en salud también valoró que, si bien en los periodos de menor transmisión muchos países levantaron las medidas de distanciamiento, uso de mascarillas e ingreso de turistas, el actual aumento de casos debe ser una “llamada de atención” y los responsables sanitarios deben seguir “vigilando de cerca” el aumento de incidencia.

Advirtió, además, que la estructura para las pruebas debe mantenerse, tras detectar que en algunos países los niveles de testeo disminuyeron, puesto que los diagnósticos son los “ojos y oídos” para tomar decisiones informadas y conocer el avance de la pandemia.

También instó a que los países mantengan la capacidad hospitalaria y de cuidados intensivos, además de aumentar la capacidad de testeo y rastreo de contactos, así como animó a la población a “vacunarse”.

En este sentido, el subdirector del organismo, el brasileño Jarbas Barbosa, aclaró que son esperables nuevas olas vinculadas a la suspensión de medidas o la aparición de nuevas variantes y que las vacunas siguen con una efectividad muy elevada para prevenir casos graves y muertes.

En América se han suministrado más de 1.800 millones de dosis, lo que equivale a que más de 698 millones de personas tiene su esquema completo.

Respecto a las variantes del virus presentes en la región, la predominante en el continente es la ómicron, con especial incidencia de los tipos BA.1 y BA.2, mientras que la BA.3 detectada en el Caribe, la región andina y el Cono Sur; y BA.4 y BA.5 identificadas en Canadá y Estados Unidos.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img