jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

ONU: Cada dos minutos muere una mujer a causa del embarazo o el parto

El estudio registra retrocesos alarmantes para la salud de las mujeres en los últimos años, puesto que el número de muertes maternas aumentaron o se estancaron en casi todas las regiones del mundo. En 2020 hubo 287 mil fallecimientos maternos.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su informe Tendencias de la mortalidad materna registró que cada dos minutos muere una mujer a causa del embarazo o el parto.

Sin embargo, la mortalidad materna se redujo en un tercio en las últimas dos décadas. Las hemorragias graves, la hipertensión, las infecciones relacionadas con el embarazo, las complicaciones derivadas de abortos inseguros y las enfermedades subyacentes que pueden agravarse con el embarazo, como el sida y el paludismo, son las principales causas de mortalidad materna.

“Aunque el embarazo debería ser un momento de inmensa esperanza y una experiencia positiva para todas las mujeres, trágicamente sigue siendo una experiencia terriblemente peligrosa para millones de personas en todo el mundo que carecen de acceso a una atención sanitaria respetuosa y de alta calidad”, dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus este jueves.

El informe Tendencias de la mortalidad materna registra retrocesos alarmantes para la salud de las mujeres en los últimos años, puesto que el número de muertes maternas aumentaron o se estancaron en casi todas las regiones del mundo.

La ONU hizo seguimiento de las muertes maternas a nivel nacional, regional y mundial entre 2000 y 2020. Se calcula que en ese último año hubo 287 mil muertes maternas en todo el mundo.

“La cifra supone solo un ligero descenso con respecto a las 309 mil de 2016, cuando entraron en vigor los objetivos de Desarrollo Sostenible. Si bien el informe presenta algunos avances significativos en la reducción de las muertes maternas entre 2000 y 2015, los logros se estancaron en gran medida, o en algunos casos incluso se invirtieron, a partir de 2016”, indicó la ONU.

Asimismo, en dos de las ocho regiones de las Naciones Unidas, Europa y América del Norte, y América Latina y el Caribe, la tasa de mortalidad materna aumentó entre 2016 y 2020 un 17% y un 15% respectivamente. En el resto, la tasa se estancó.

“Estas nuevas estadísticas revelan la urgente necesidad de garantizar que todas las mujeres y niñas tengan acceso a servicios de salud críticos antes, durante y después del parto, y que puedan ejercer plenamente sus derechos reproductivos”, dijo el director de la OMS.

Por su parte, la directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, aseveró que “ninguna madre debería tener que temer por su vida mientras trae un bebé al mundo, especialmente cuando existen los conocimientos y las herramientas para tratar las complicaciones más comunes. La equidad en la atención sanitaria ofrece a todas las madres, sean quienes sean o estén donde estén, una oportunidad justa de tener un parto seguro y un futuro saludable con su familia”.

ONU: Muertes se concentran en zonas pobres

Durante la presentación del informe sobre mortalidad materna, la ONU apuntó que es posible avanzar y pone como referencia que Australia y Nueva Zelanda, y Asia Central y Meridional experimentaron descensos significativos, de 35% y 16%, respectivamente, en sus tasas de mortalidad materna durante el mismo periodo, al igual que 31 países de todo el mundo.

Además, el informe señala que el  mundo debe acelerar significativamente los avances para cumplir los objetivos globales de reducción de la mortalidad materna; de lo contrario, estará en riesgo la vida de más de un millón de mujeres de aquí a 2030.

Por otra parte, las muertes maternas siguen concentrándose en gran medida en las zonas más pobres del mundo y en los países afectados por conflictos. En 2020, cerca del 70% de todas las muertes maternas se produjeron en el África subsahariana. En nueve países que se enfrentaban a graves crisis humanitarias, las tasas de mortalidad materna eran más del doble de la media mundial (551 muertes maternas por cada 100 mil nacidos vivos, frente a 223 en todo el mundo).

“Este informe es otro duro recordatorio de la urgente necesidad de redoblar nuestro compromiso con la salud de las mujeres y las adolescentes”, señaló el director mundial de salud, nutrición y población del Banco Mundial y director del Mecanismo Mundial de Financiación, Juan Pablo Uribe.

Un tercio de las mujeres no se someten ni siquiera a cuatro de los ocho controles prenatales recomendados ni reciben atención postnatal esencial, mientras que unos 270 millones de mujeres carecen de acceso a métodos modernos de planificación familiar.