lunes, 4 de julio de 2022

ONG solicitan voluntarios y donativos para programa infantil Desnutrición Cero en hospitales de Caroní

El programa busca garantizar un plato de comida diario durante un mes para los niños hospitalizados en el Uyapar y Guaiparo. La falta de insumos impide garantizar el alimento para los niños. | Foto cortesía

El programa busca garantizar un plato de comida diario durante un mes para los niños hospitalizados en el Uyapar y Guaiparo. La falta de insumos impide garantizar el alimento para los niños. | Foto cortesía

@mlclisanchez 

Organizaciones no gubernamentales requieren insumos alimenticios y más voluntarios (particulares u organizaciones), para aumentar la cobertura hospitalaria del programa Desnutrición Cero en los centros de salud pública Dr. Raúl Leoni y Uyapar.

Desnutrición Cero inició hace cuatro años de la mano de fundaciones como Fundación Larry Salinas (Funlasa), Es de Voluntarios y otras 40 oenegés. Consiste en llevar una crema nutritiva con base proteica a los pacientes pediátricos de Ciudad Guayana.

El programa busca garantizar un plato de comida diario durante todo el mes para los niños hospitalizados. Para lograrlo se requieren más de 30 voluntarios para cada hospital: cada voluntario u organización escoge un día al mes para preparar y llevar las cremas nutritivas al servicio de pediatría de uno -o los dos- hospitales.

Ojalá pudiéramos llenar todos los turnos. Una comida diaria es poco para quienes no tienen nada que comer y cuentan es con nosotros mientras están hospitalizados”

Aunque durante la pandemia, el servicio también apoya a pacientes con COVID-19.

El alimento que se prepara tiene una receta específica hecha por nutricionistas e intensivistas, que se adapta a todos los pacientes, independientemente de la patología que padezcan y alcanza para alimentar en promedio a 78 niños.

El servicio es clave en un momento en el que la mayoría de la población padece algún grado de inseguridad alimentaria. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Vida (Encovi), al menos 639 mil niños menores de 5 años tienen desnutrición crónica en el país. Esto quiere decir que 22% de ellos está en riesgo de desnutrición y 8% está desnutrido.

Los cuadros de desnutrición complican aún más la condición de los niños hospitalizados que, una vez ingresados en el recinto, requieren una dieta específica para recuperarse completamente de cualquier enfermedad.

Servicio limitado 

Actualmente el programa no logra cubrir todo el mes por falta de voluntarios e insumos. Por ahora puede cubrir 15 días de cada mes en promedio. A veces quedan hasta dos días a la semana sin cubrir.

Cubrir la cuota mensual es cada vez más cuesta arriba, especialmente en el hospital de Guaiparo, que queda en una zona remota de San Félix a la que los voluntarios no pueden acceder con regularidad por falta de combustible. Es, además, el hospital con más pacientes pediátricos.

Los hospitales de Ciudad Guayana llevan más de cinco años sin comedor hospitalario | Fotos cortesía

“El programa lo que busca es garantizar un día de alimentación para los niños, y que esa alimentación además cumpla con los requerimientos alimenticios, que sea nutritivo y que rescate a los niños de los cuadros de desnutrición que complican las patologías de base. Los niños pueden recuperarse, pero para eso necesitamos ser constantes con el programa de alimentación y cubrir entre todos, el mes”, manifestó Hanselys Hernández, representante de Fundación Vida y Corazón (Fundavico).

“Que el niño se coma la crema es el enfoque, y que la mamá respete la alimentación del niño”, explicó.

Norka Salinas, directora de la Fundación Larry Salinas (Funlasa) y coordinadora del programa informó que, aunque cuentan con al menos 50 voluntarios, hay intermitencia en el servicio por falta de insumos.

“Hay gente que pone un día al mes, otros dos y tres días al mes para que exista comida todos los días en el hospital… pero eso no es suficiente… es mucha la necesidad y por eso estamos buscando más voluntarios, queremos abrir más corazones, ángeles que contesten las oraciones de la gente que está en los hospitales”, dijo Salinas.

Más de cinco años sin comedores hospitalarios 

Desde hace más de cinco años, los comedores hospitalarios responsabilidad del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) no funcionan. Los pacientes y sus familiares deben procurar los alimentos por cuenta propia, lo cual es difícil por las restricciones de movilización, y porque la mayoría de quienes acuden a los centros asistenciales son personas de bajos recursos.

Las ONG buscan captar más voluntarios e insumos para garantizar comida nutritiva diaria en el Uyapar y Dr. Raúl Leoni

Hay pacientes en estado crítico que dependen exclusivamente de las oenegés para comer. “Y no todo el mundo (voluntariado) está cumpliendo con sus días. Es difícil que las personas voluntarias se involucren porque hay muchas limitaciones, puedes este mes, pero el otro no. A veces resulta que este mes pudiste porque te ganaste una paca de harina PAN, pero al otro mes no puedes. Porque implica gastos…”, explicó Hernández.

La ayuda humanitaria nunca será suficiente, en tanto el Ministerio de Salud no asuma la responsabilidad de garantizar la alimentación dentro de los hospitales, destinando recursos y logística para ello. Especialmente en un momento en el que la mayoría de la población padece algún grado de inseguridad alimentaria.

Los últimos datos de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi), revelan que 6 de cada 10 personas en el estado Bolívar viven bajo condiciones de inseguridad alimentaria moderada o severa. Todos los municipios tienen porcentajes de desnutrición infantil por encima del 5%.

“Queremos terminar con la necesidad que hay en los hospitales, que no cuentan con el comedor donde antes se cumplía una dieta para que los enfermos tuviesen la alimentación que necesitaban. Nosotros decidimos llenar ese espacio, aunque no podemos cubrirlo completo”, afirmó Salinas.

Una receta específica 

La crema nutritiva del programa de Desnutrición Cero está diseñada para alimentar a cualquier paciente sin que los ingredientes compliquen sus patologías de base.

Para apoyar el programa, el voluntario puede donar insumos para la preparación del alimento a cualquiera de las organizaciones que lo integran, o preparar por cuenta propia la crema y llevársela a los niños hospitalizados en cualquiera de los dos hospitales.

Los insumos a recolectar para la elaboración de las cremas del programa Desnutrición Cero son:

10 kg de auyama

5 kg de ocumo

5 kg de brócoli

10 kg de lagarto o pollo

2 kg de cebollín, ajo porro, cilantro, acelga y espinacas

1 kg de arroz

Servilletas

Envases desechables

 

Para ser parte del cronograma de Desnutrición Cero puede comunicarse a los números:

Fundación Vida y Corazón (Fundavico, @fundavicovzla). Contacto: 0414 764 3975

Fundación Larry Salinas (Funlasa, @funlasapzo). Contacto: 0412 111 5545

 

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img