sábado, 25 de junio de 2022

Misión Milagro en Ciudad Guayana está inoperativa por fallas eléctricas y falta de aires acondicionados

Pacientes que ameritan cirugía visual no pueden ser atendidos desde hace un año en la Misión Milagro de Caroní, por falta de aires acondicionados. La lista de espera supera las 100 personas.

@mlclisanchez

El servicio oftalmológico gratuito de la Misión Milagro, ubicado en el Hospital de Trauma y Soporte vital en la sede del 911 de Ciudad Guayana, lleva un mes inoperativo por falta de electricidad y al menos un año sin servicio de cirugía por ausencia de aires acondicionados.

El servicio atendía de forma gratuita a pacientes de la tercera edad con afecciones visuales como glaucoma, úlcera corneal, estrabismo y presbicia. Cuando estaba operativo podía atender entre 20 y 30 pacientes diarios que eran operados de la vista por uno o dos médicos cubanos de la Misión Médica Cubana.

“Hay mucha gente que está quedando ciega porque, ¿quién puede costear un servicio privado de oftalmología, una operación de cataratas que puede costar 300 millones de bolívares?”, manifestó una de las trabajadoras del centro que prefirió resguardar su identidad.

Los aires acondicionados fueron robados y, desde entonces, no han sido restituidos. “Preocupa bastante la situación de Misión Milagro porque sin aire no se puede operar, yo no hallo ya con quien hablar, he hablado con el gobernador, solo me falta hablar con el alcalde, es una gran desidia que tienen”, dijo.

Sin electricidad

   
El servicio de cirugía visual de Misión Milagro en Caroní lleva al menos un año inoperativo por falta de aires acondicionados. Pacientes con cataratas temen perder la vista por no poder costear un servicio privado | Fotos Prensa ISP

Durante la pandemia por COVID-19, los pacientes acudían para hacerse los controles correspondientes luego de un año de ser operados, otros acudían para atención de limpieza visual y algunos exámenes, pero la falla eléctrica también eliminó ese servicio.

La trabajadora explicó que la falla eléctrica se debe a la avería de una de las fases de uno de los postes del hospital.

José Esperante sufre de cataratas. Hace algunos meses perdió la vista en su ojo derecho y hoy teme perder la visión en el otro. El hombre acudió a Misión Milagro en Caroní, pero no pudieron operarlo. Ese día el recinto estaba lleno de personas de la tercera edad esperando por el control visual o un cupo para ser operados. Esperante asegura que la lista de espera por operación supera fácilmente las 100 personas, ninguna pudo ser atendida.

“Yo soy cabeza de hogar, ya no puedo manejar. No soy yo solamente, hay personas que tienen problemas de vista peores que el que yo tengo y que también ameritan de cirugía”, lamentó.

Misión Milagro es un servicio oftalmológico cubano que también tiene alcance internacional. Es una opción dirigida principalmente a personas con bajos recursos que requieren atención; en Venezuela también benefició a comunidades indígenas como Cambalache, en Caroní.

En enero de este año, el Ejecutivo nacional anunció que se relanzaría la Misión Milagro para atender a 10 millones de personas en todo el país en el marco del Estado mayor para la Salud.

En julio, el gobierno celebró que más de tres millones de personas se han operado con este programa que tiene 16 años en Venezuela. En la alocución de ese día, Nicolás Maduro explicó que seguir los tratamientos durante la pandemia por COVID-19 ha sido cuesta arriba, pero que se trabajará para activarlos. En Caroní, pacientes esperan que cumpla con su palabra.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img