jueves, 26 de mayo de 2022

Derrumbe del techo de la Unidad de Quemados del hospital Ruiz y Páez reduce a 50% la capacidad de atención

Personal sanitario pide a las autoridades que atiendan la emergencia para que el área quede operativa lo más pronto posible, pues es la única unidad de quemados que hay en Bolívar y el oriente del país.

Personal sanitario pide a las autoridades que atiendan la emergencia para que el área quede operativa lo más pronto posible, pues es la única unidad de quemados que hay en Bolívar y el oriente del país.

@mlclisanchez

La noche del jueves 28 de abril se derrumbó parte del techo de la Unidad de Quemados del hospital Ruiz y Páez en Ciudad Bolívar. Las múltiples filtraciones del techo -sin mantenimiento desde hace tiempo- colapsaron por las lluvias e inhabilitaron por completo la mitad del área ubicada en el sexto piso del centro asistencial.

La situación es grave porque esta unidad de quemados, que cuenta con una capacidad de ocho cupos para hospitalización -cuatro en cada área-, es la única que atiende al estado Bolívar y el oriente del país.

“El techo casi le cae encima a un paciente, tiempo antes de lo ocurrido fue que lo trasladaron a otro lado”, relató Camilo Torres, vicepresidente del Colegio de Enfermeras de Bolívar | Foto cortesía

El área afectada era, además, la única que tenía aire acondicionado, equipo esencial para el control de la temperatura y humedad requeridas para el cuidado de los pacientes quemados.

Los dos pacientes hospitalizados por quemaduras graves que ahí se encontraban fueron trasladados a la otra ala de la unidad que no tiene aire acondicionado.

El personal sanitario pide a las autoridades una intervención urgente en la unidad, para que quede operativa lo más pronto posible. Como esta, distintas áreas del hospital tienen serios problemas de infraestructura que requieren pronta reparación antes de que colapsen a causa de las lluvias.

Camilo Torres, vicepresidente del Colegio de Enfermeras del estado Bolívar informó que, tras el accidente, apenas cuatro camas quedaron disponibles para la atención de pacientes, dos de estas ya ocupadas.

Los pacientes que ingresen, dependiendo de la cantidad, deberán ser atendidos en el pasillo hasta que se habilite nuevamente el área, según informó Torres.

“Las lluvias se convierten en una tragedia para el hospital Ruiz y Páez, todo el techo tiene filtraciones. Nuestro centro de salud debe tener las condiciones mínimas, adecuadas para su funcionamiento. Hoy lamentablemente no las tiene y son las autoridades quienes tienen el presupuesto”, denunció el licenciado.

“Se reduce la capacidad de atención a un 50% porque quedan apenas dos camas disponibles para adultos, las otras dos están ocupadas. La situación es caótica, el área donde fueron trasladados los pacientes no tiene aire acondicionado, que es necesario por los cuidados. Es urgente”, expresó.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img