lunes, 17 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Debemos limpiar los alimentos que llevamos a nuestra casa

Las buenas prácticas de higiene en los sectores alimentario y agrícola contribuyen a reducir la aparición y propagación de las enfermedades transmitidas por los alimentos, según la OMS.

Una de cada diez personas enferma cada año en el mundo por consumir alimentos contaminados, dice la Organización Mundial de la Salud (OMS), y agrega que el consumo de este tipo de alimentos puede causar más de 200 enfermedades, 40% de las cuales afectan a niños menores de 5 años.

Además, las enfermedades de transmisión alimentaria provocan unas 420 mil muertes cada año, muertes que pueden ser evitadas, según indica la Oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Para concienciar a la población y a los gobiernos del mundo sobre esta situación, y para demostrar cómo se pueden prevenir enfermedades a través de la inocuidad de los alimentos, así como estudiar enfoques colaborativos para mejorarla en todos los sectores y promover soluciones y formas para ello, la Asamblea General de Naciones Unidas, proclamó el día 7 de junio como el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos. Esta efeméride fue oficializada en 2019

Inocuidad de los alimentos

Inocuidad viene de la palabra inocuo, que significa que no hace daño. Se trata entonces de sembrar conciencia de la necesidad de limpiar, adecuar y proteger los alimentos que llegan a nuestra vivienda para nuestro consumo.

La inocuidad alimentaria se refiere a la seguridad y control preventivo de la calidad de los alimentos desde su producción primaria (almacenamiento, transporte, comercialización y distribución) hasta su consumo final, a fin de evitar la contaminación y las enfermedades que son transmitidas por el consumo de alimentos en mal estado.

La ausencia de estos estándares representa un grave peligro de salud para las personas, debido a que los alimentos pueden estar contaminados por algunos microrganismos que no pueden ser detectados a simple vista.

Es fundamental la adopción de controles estrictos e integrales en la cadena alimentaria, siendo una responsabilidad conjunta de los gobiernos, industrias y consumidores.

La inocuidad de los alimentos salva vidas, asegura la FAO. No solo es un componente crucial de la seguridad alimentaria, sino que también desempeña un papel fundamental para reducir las enfermedades transmitidas por los alimentos.

Este día mundial, llama la atención sobre los incidentes relacionados con esta causa. El lema de este año subraya la importancia de estar preparados para los incidentes relacionados con la inocuidad de los alimentos, sean leves o graves.

En ese sentido, los incidentes relacionados con la inocuidad de los alimentos son situaciones en las que existe un riesgo potencial o confirmado para la salud asociado al consumo de los mismos.

Un incidente alimentario puede producirse, por ejemplo, como consecuencia de un accidente, un control inadecuado, un fraude alimentario o un fenómeno natural. Las buenas prácticas de higiene en los sectores alimentario y agrícola contribuyen a reducir la aparición y propagación de las enfermedades transmitidas por los alimentos, según la OMS. El acceso a alimentos inocuos y nutritivos en cantidad suficiente es fundamental para mantener la vida y fomentar la buena salud.

Las enfermedades transmitidas por los alimentos suelen ser de naturaleza infecciosa o tóxica. Con frecuencia son invisibles a simple vista y están causadas por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas que entran en el organismo a través de alimentos o agua contaminados.

La inocuidad de los alimentos juega un papel fundamental a la hora de garantizar la seguridad de los alimentos en cada etapa de la cadena alimentaria: desde la producción hasta la cosecha, en el procesamiento, el almacenamiento, la distribución; hasta el final de la cadena, en la preparación y el consumo.

Seguridad alimentaria

De acuerdo con la FAO, la seguridad alimentaria se define como el acceso permanente y suficiente a alimentos que satisfagan los requerimientos nutricionales y preferencias alimentarias de las personas, contribuyendo a una vida activa y saludable.

La seguridad alimentaria no está supeditada únicamente a la importancia de consumir alimentos que no supongan un riesgo para la salud. Está relacionada con factores como la disponibilidad suficiente de alimentos; el acceso oportuno a los mismos y su aprovechamiento; la calidad de los alimentos, referida a su inocuidad y grado nutricional.

La producción, comercialización y elaboración de los alimentos es una responsabilidad de todos los que intervienen directa o indirectamente en este proceso.

La ONU ha elaborado un manual que sintetiza las cinco claves para la inocuidad de los alimentos. Son:

● Mantenga la limpieza

● Separe alimentos crudos y cocinados

● Cocine completamente

● Mantenga los alimentos a temperaturas seguras, y

● Use agua y materias primas seguras