jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Vecinos denuncian incumplimiento de medidas preventivas en recorridos de casa por casa para despistaje de la Covid-19

En Ciudad Guayana la medida de “casa por casa” para el despistaje del Covid-19 no ha sido tan frecuente, sin embargo, vecinos visitados han denunciado irregularidades en el proceso de chequeo y revisión por parte del personal médico.

@g8che

Personal médico cubano, venezolano y líderes de calle estuvieron en algunas residencias de Ciudad Guayana chequeando y haciendo despistajes de posibles casos de Covid-19, informaron autoridades regionales y nacionales del país. En el recorrido, vecinos visitados denunciaron incumplimiento de las medidas preventivas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Algo totalmente improvisado”, así lo describió Carmen Zamora, abogada y residente de Villa Icabarú quien fue visitada por un grupo de médicos quienes le preguntaban con un formulario las afectaciones que padece y si portaba o no alguna sintomatología parecida al Covid-19.

El personal médico que la atendió no contaba con los insumos preventivos necesario para el cuidado de ellos y de los vecinos visitados. “Los señores que llegaron a la puerta de mi casa tenían un tapabocas fabricado en tela”, indicó, haciendo referencia a que habían sido fabricados de forma casera.

La abogada y vecina del sector considera que no estaban cumpliendo el distanciamiento debido entre ellos mismos, y que no tenían los instrumentos para hacer los despistajes de cada una de las personas de su residencia. A su vez manifestó que de nada sirve las preguntas si no se hacen los exámenes para descartar. “Lo ideal es que tu vengas con un estetoscopio, revises a la persona ¿porque si no cómo es? yo hablando te puedo decir cualquier cosa”, comentó.

No generan seguridad

El incumplimiento de los protocolos de higiene y salubridad solo generan más miedo que tranquilidad en los ciudadanos que se resguardan en sus casas. “No sabíamos si en verdad eran doctores, médicos”, comentó Ana Riveros*, habitante de la parroquia Unare que también fue visitada.

El supuesto personal médico en ningún momento se identificó con algún documento luego que familiares lo solicitaran, por eso no salió a recibirlos.

De acuerdo con lo manifestado por el supuesto personal médico, la joven fue denunciada en el sistema patria tras llegar del extranjero y al presentar síntomas del Covid-19. Sin embargo, Riveros en este año no ha salido del país y los problemas de salud que presenta se deben más que todo al asma que sufre desde niña.

Por esta razón, sus dificultades respiratorias han tenido que ser controlados con el uso de respiradores, con la cuarentena y el miedo por la pandemia se ha quedado encerrada en su hogar desde que se anunciaran los dos primeros casos en el país.

Riveros indicó que ha tenido desde hace mes y medio tos y dificultades respiratorias y que de ser Covid-19 ya hubiese contagiado a toda su familia. Recalcó que sus problemas de salud son causados por la misma asma que ha ido incrementando en su intensidad. Su tratamiento incluso tuvo que ser cambiado de Budesonida aldo-union a Bromuro de ipratropio y Hidrobromuro de fenoterol para poder lograr mejoras en su condición.

El hermano de Riveros, por su parte, señaló que las personas que realizaban este tipo de chequeos cometieron múltiples fallas durante todo el tiempo que se mantuvieron al frente de su vivienda. Los vio tocarse la mascarilla con frecuencia y quitárselas de la boca al momento de llamar a las otras personas que hacían el recorrido junto a ellos.

En San Félix

El alcalde Tito Oviedo el 31 de marzo publicó en redes sociales el despistaje casa por casa en la zona de Bella Vista, en San Félix, con pruebas rápidas traídas de China. Yonathan Montalto, vecino del sector, cuenta que su calle no fue atendida a pesar que su mamá incluso reportó desde el comienzo de la cuarentena algunos síntomas parecidos al Covid-19 en el sistema patria.

“Para acá nadie ha venido a evaluarla”, señaló Montalto agregando que su madre presentó mejorías luego que se tratara con unos medicamentos al pasar los días. De acuerdo con el joven solo dos recorridos fueron hechas por personas del consejo comunal y no de forma estricta en el monitoreo. “Por aquí hay más de 20 familias y fueron como a tres casas nada más donde preguntaron si hay personas mayores y si sufrían alguna enfermedad, pero no haciendo ningún tipo de evaluación ni con médicos ni con nada”, comentó.

Señaló que en la última visita las personas encargadas del consejo comunal entregaron mascarillas en toda la calle tomando fotos de la donación y sin respetar medidas de distanciamiento para evitar contagios, aun así fueron insuficientes los tapabocas al haber tres personas más viviendo con él. “Una aglomeración de 20 personas acercándose a la casa para entregar dos mascarillas”, cerró.

La voz oficial

“Siempre hay gente que trata de atacar o ver las cosas como malas”, manifestó Manuel Maurera, director de salud de Caroní, en referencia a las críticas realizadas al personal médico que ha recorrido las calles atendiendo los posibles contagios. A su vez, aseguró que en las supervisiones ha podido verificar como todo el personal de salud cumple con los protocolos de prevención.

Manifestó que el despliegue se ha realizado en todos los sectores con el personal médico y equipos epidemiológicos recalcando las zonas de Los Olivos, Castillito, Las Amazonas y Chirica. Indicó que se han procesado las pruebas rápidas en cada uno de los casos sospechosos asegurando que estos casos de dar positivos se confirman con una prueba definitiva en el Instituto Nacional de Higiene en Caracas.

Correo del Caroní intentó contactar vía telefónica a Cruz Cordero, epidemióloga del Instituto de Salud Pública del estado, pero no fue posible.

Las cifras

“No puedes combatir un fuego con los ojos vendados. Y no podemos detener esta pandemia si no sabemos quién está infectado. Tenemos un mensaje simple para todos los países: prueba, prueba, prueba”, señaló el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom. Pero en Venezuela los números de pruebas realizados están muy lejos de ser las necesarias.

De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) el Gobierno venezolano aseguró que tiene 52.000 kits de diagnóstico de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) y un millón de pruebas rápidas. A pesar de ello OCHA también señaló que para el 2 de abril en Venezuela se habían realizado 1.779 pruebas de Covid-19, números muy menores en comparación con países de la región.

Para el 26 de marzo ya Argentina llevaba 2.847 pruebas mientras Colombia anunciaba 9.300 pruebas realizadas, poniendo bajo duda los números facilitados por el Estado venezolano y de las declaraciones dadas el 4 de abril por el ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, quien señaló: “Hemos hecho más pruebas que cualquier otro país del continente”.

Venezuela hasta ahora refleja los números más bajos de la región con 166 casos, pero estas cifras continúan quedando vacías en cuanto a la claridad de los mismos datos, sobre todo porque sí el número de personas a las que se les está haciendo la prueba es muy bajo no se está teniendo una visión completa del problema, ya que el registro de casos confirmados es menor al total de los que pueden estar enfermos o incluso asintomáticos. (Nombre falso para cuidar la identidad del denunciante)