jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Sector universitario exige su inclusión en grupo prioritario para la inmunización de COVID-19

La comunidad universitaria considera que, como formadores de profesionales de la salud, debe considerarse como parte de los sectores priorizados para recibir las vacunas contra el coronavirus. | Foto William Urdaneta

Autoridades rectorales, profesores y estudiantes del sector universitario solicitan a las autoridades ser incluidos en el grupo de priorizados para recibir las vacunas contra la COVID-19, reseña la ONG Aula Abierta.

El profesor de la Universidad del Zulia, médico jefe de salud pública y punto focal de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el Hospital Universitario de Maracaibo (HUM), Nixon Villanueva, señala que, si bien el sector salud es prioridad en el plan de inmunización, la universidad como formadora de profesionales de esa área debe considerarse como parte del grupo prioritario para la vacunación.

 

Venezuela es uno de los países que tiene uno de los números más altos de profesionales de la salud muertos y yo creo que eso es elemental en atacar, a través de la dotación de insumos en los hospitales centinelas y en los principales hospitales. Es el país de la región que menos PCR aplica”.

“Es necesario mantener la universidad abierta más que todo para continuar con la enseñanza de nuestros médicos, de todos los profesionales del sector salud, porque como es bien sabido, para todo hemos tenido una merma del personal médico”, asegura.

Villanueva considera que esta caída es producto de la cantidad de fallecidos y del personal que ha migrado. Por ello se insiste en la necesidad de vacunar a los universitarios, ante la poca capacidad de recurso humano para atender a los pacientes con SARSCoV-2.

“Tenemos que proteger nuestros profesores y nuestros alumnos, por eso sí se hace necesario considerar el proceso de vacuna dentro de la universidad, en toda su estancia, profesores y alumnos”, afirmó el médico jefe de salud pública del HUM en entrevista en el programa de radio de Aula Abierta.

Plan de vacunación serio y transparente

Estudiantes universitarios también se hacen eco de esta solicitud. Recientemente, estudiantes de medicina protestaron para exigir vacunas contra la COVID-19, en conmemoración del Día Mundial de la Salud, pero fueron amedrentados frente al Hospital Universitario de Caracas, donde se efectuaba la concentración.

La protesta fue reprimida por un grupo de al menos 10 personas que rompieron las bolsas que simulaban cadáveres, en forma simbólica a los fallecidos por coronavirus.

La exigencia se centró en que el gobierno de Nicolás Maduro garantice la vacunación para todos los venezolanos, sin discriminación, y para señalar la gravedad de los fallecimientos de profesionales de la salud, debido a complicaciones por el SARSCoV-2.

“Estudiantes de enfermería, odontología, de farmacia, salud pública no han sido vacunados ni incluidos en el plan de inmunización. El 100% de los estudiantes de medicina que hacen su internado, que hacen sus voluntarios, no fueron vacunados”, denunció Jesús Mendoza, representante de los estudiantes en el Consejo Universitario de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

La Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) también solicita al Estado la asignación de vacunas a la comunidad universitaria | Foto William Urdaneta

“Nosotros exigimos un plan de vacunación donde se incluya a todo el sector salud y que se incluya también al sector estudiantil porque nosotros convivimos con los pacientes y nosotros necesitamos seguir con las prácticas académicas y necesitamos la vacunación urgente”, manifestó Mendoza para la ONG Aula Abierta.

El representante estudiantil de la UCV aseguró que llevarán ante instancias internacionales exigiendo un plan de vacunación transparente.

Aunque el Gobierno comenzó una primera fase del plan de inmunización contra la COVID-19, el profesor Villanueva considera que se debe establecer un protocolo cónsono con el estado de vulnerabilidad de cada uno de los grupos etarios.

En ese sentido, señaló que seguido del sector salud, el más vulnerable, debería seguir la inmunización con los adultos mayores, población comprometida de contraer gravemente la enfermedad, debido a su sistema inmunológico.

Por su parte, el dirigente estudiantil Mendoza considera que todo el personal sanitario incluyendo odontólogos, farmacéuticos, médicos, enfermeros, personal administrativo y estudiantes deben ser vacunados y aplicar las pruebas PCR en los centros de salud.

“Venezuela es uno de los países que tiene uno de los números más altos de profesionales de la salud muertos y yo creo que eso es elemental en atacar, a través de la dotación de insumos en los hospitales centinelas y en los principales hospitales. Es el país de la región que menos PCR aplica, y ni siquiera llegamos a 3 millones 500 mil vacunas en 13 meses de pandemia”, denunció.

Asimismo, cuestionó la información sobre la compra de 10 millones de vacunas rusas, y al país solo han llegado 500 mil dosis. “Entre las chinas y las rusas llegamos a 800 mil, según números oficiales”.

Averu solicita ser un grupo priorizado

La Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) también se pronunció al respecto mediante un documento emitido el pasado 4 de abril, para solicitar al Estado la asignación de vacunas y el establecimiento de prioridad a la comunidad universitaria en el proceso de inmunización contra la COVID-19.

En la carta, Averu advirtió que la categorización de grupos prioritarios debe hacerse tomando en cuenta los aspectos de bienestar, respeto, equidad y reciprocidad, sin ningún tipo de discriminación, conforme a las pautas emanadas por la Organización Mundial de la Salud.

Solo represalias

Mientras tanto, el gobierno solo ha arremetido en reiteradas ocasiones contra todo aquel que denuncie o haga pública la situación con respecto a los casos de contagio por COVID-19.

El doctor y profesor de la Universidad del Zulia, Freddy Pachano, sufrió represalias por parte del gobernador del estado Zulia debido a las denuncias que emitió sobre los primeros posibles casos de coronavirus en el Hospital Universitario de Maracaibo, en marzo de 2020.

 

Tenemos que proteger nuestros profesores y nuestros alumnos, por eso sí se hace necesario considerar el proceso de vacuna dentro de la universidad, en toda su estancia, profesores y alumnos”.

Esta acción corresponde a una política de Estado de ataques contra los universitarios al momento de visibilizar la grave crisis existente dentro de los recintos de salud en Venezuela.

Asimismo, Aula Abierta registró las represalias y la violación de los derechos universitarios del equipo de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (Acfiman), tras publicar un informe científico en alerta de casos de COVID-19 y de las condiciones de los centros hospitalarios para enfrentar su inminente propagación en el territorio nacional. (Prensa Aula Abierta)