martes, 9 de agosto de 2022

La Academia pronostica de mil a cuatro mil contagiados de COVID-19 entre junio y septiembre

La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales considera que las 150 pruebas diarias de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) que está haciendo el Gobierno son insuficientes para calcular la cantidad total de personas infectadas en el país.

La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales proyecta una tasa de contagios de mil casos para la primera semana de septiembre, en un escenario conservador, y 4 mil nuevos casos para la primera semana de junio si aumenta la tasa de infección. El análisis es la conclusión del informe Estado actual de la epidemia de COVID-19 en Venezuela y sus posibles trayectorias bajo varios escenarios en el que muestran evaluaciones de la información epidemiológica oficial en el país y su trayectoria bajo tres escenarios.

Con el modelo Jombart plantearon aproximar el número potencial de casos con COVID-19 en Venezuela luego de las primeras 3 muertes registradas oficialmente, mientras que con el modelo Russel estimaron el porcentaje de casos sintomáticos que estarían en el país.

La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales identificó, a partir de las simulaciones del modelo Jombart, que el comienzo de la pandemia en el país pudo ser los primeros días de marzo, dos semanas antes de lo anunciado. Para el 30 de marzo de ese mes habría 289 contagios, al contrario de los 135 anunciados por el gobierno.

Para el 23 de abril, en el escenario más conservador del modelo Russel, calculan que Venezuela podría estar registrando solo entre el 5 y el 37% de los contagios: un subregistro en el mejor de los casos es de un 63%, mientras en el peor de los escenarios de un 95%.

Proyecciones a futuro

La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales utilizó el modelo SEIR de Lin con cuatro divisiones: susceptibles, expuestos, infectados y recuperados. Esto con el objetivo de proyectar con parámetros epidemiológicos el flujo esperado de individuos en cada ramificación bajo tres escenarios distintos.

Las restricciones aéreas pueden explicar la baja tasa de contagio de los primeros meses, más la implementación temprana de la cuarentena. El repunte de casos de las últimas semanas tiene que ver con la incapacidad de las personas de cumplir con el confinamiento, especialmente en poblaciones vulnerables; probablemente porque se percibe que la pandemia se controló y por tanto no se cree que el distanciamiento social sea necesario.

  La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales recomienda la descentralización del diagnóstico de la COVID-19 con la incorporación de otros centros adicionales al Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel | Fotos William Urdaneta  

En los tres escenarios presentados se esperan más de mil casos por día para el pico de la pandemia. En un panorama de aumento leve calculan una tasa de contagios de mil casos para la primera semana de septiembre. Mientras en el marco de un aumento sustancial en la tasa de infección suponen más de 4 mil nuevos casos para la primera semana de junio.

La Academia indicó en su informe que es fundamental tomar en cuenta el subregistro que hay de los contagios para tomar decisiones en medio de la pandemia. Creen improbable el escenario de una curva aplanada y el control total de la pandemia dado las proyecciones de los modelos epidemiológicos.

Por eso recomendaron al Estado venezolano ampliar la capacidad diagnóstica de SARS-CoV-2 a fin de aumentar la cobertura de pruebas de PCR por habitante. Aseguraron que es imprescindible incluir en los reportes oficiales una relación diaria de pruebas PCR por individuo tanto positivas como negativas. También sugirieron la descentralización del diagnóstico con la incorporación de otros diagnósticos adicional al Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, único para la realización de las pruebas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud.

También sostienen que es fundamental la participación de todos los actores para el manejo de la COVID-19 ya que la proyección de los escenarios posibles permite, aparte de visualizar las carencias y necesidades hospitalarias, planificar estrategias para la salida progresiva de la cuarentena y la normalización de las actividades.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img