miércoles, 29 de junio de 2022

Centro Nacional de Bioética teme que vacunas de la OMS no se compren por traer la Abdala

El Centro Nacional de Bioética recordó que este medicamento no ha sido aprobado por la Organización Mundial de la Salud y existe desconocimiento de los resultados obtenidos en las fases de desarrollo, al igual que tampoco se ha publicado en revistas científicas.

El Centro Nacional de Bioética recordó que este medicamento no ha sido aprobado por la Organización Mundial de la Salud y existe desconocimiento de los resultados obtenidos en las fases de desarrollo, al igual que tampoco se ha publicado en revistas científicas.

El Centro Nacional de Bioética (Cenabi) en Venezuela emitió un comunicado en el que expresan su preocupación por la decisión del Ejecutivo presidido por Nicolás Maduro en aplicar la aspirante a vacuna “Abdala”, procedente de Cuba, para continuar con el plan de inmunización en Venezuela.

Allí, advierte que podría ponerse en riesgo la compra de medicinas por intermedio del sistema Covax, mecanismo que permite el acceso a medicinas como la elaborada por Johnson & Johnson, fármaco en el que había mostrado interés la administración de Maduro para comprarlo.

En la misiva, el Cenabi hace referencia que la “Abdala” será aplicada de forma inmediata en la población y que se comprarán unas 12 millones de vacunas en los próximos meses. En ese sentido, recordó que este medicamento no ha sido aprobado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y existe desconocimiento de los resultados obtenidos en las fases de desarrollo, al igual que tampoco se ha publicado en revistas científicas.

Por ello, la institución afirma que la vacuna “Abdala” es un “producto experimental, que no se debe aplicar como vacuna a la población general, porque no hay seguridad de su eficacia en la protección contra el SARS-CoV2 y tampoco de su inoculidad”.

Recordó el Cenabi que este tipo de productos cuando se aplica en fases experimentales, por lo general se hace en grupos pequeños de personas -generalmente adultos jóvenes que han dado su permiso- siguiendo un protocolo aprobado por el Comité de Bioética.

Advirtió que en el caso de la “Abdala” no se dio el caso referido con anterioridad y advierte que la compra de estas medicinas de origen cubano puede poner en riesgo el dinero que se tenía destinado para la adquisición de vacunas mediante el sistema Covax.

De igual forma, exige que el gobierno de Maduro estructure y haga de conocimiento público un plan de vacunación que esté “bien estructurado”, que sea amplio y acelerado; donde se usen medicinas de eficiencia comprobada.

Desde el sábado 26 y hasta este lunes 28 de junio se tiene programada una jornada de vacunación con dosis de “Abdala”, un candidato vacunal desarrollado en Cuba. La jornada será en los edificios del urbanismo de la Misión Vivienda Ciudad Tiuna a partir de las 10:00 am. La información se difundió a través de una cadena enviada a los habitantes de este conjunto residencial ubicado en un área militar.

El primer lote del candidato vacunal Abdala llegó a Venezuela el jueves 24 de junio, según información difundida por el Ministerio de Salud y la Vicepresidencia de la República.

Ya la ONG Médicos Unidos por Venezuela había advertido a la ciudadanía que vive en nuestro país y al que se le vaya a aplicar el candidato a vacuna, deberá firmar una autorización en la que deje constancia que da luz verde para que le sea aplicado este este producto, que aún se encuentra en “ensayo clínico”.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img