martes, 23 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Baja cobertura de vacunación e ineficaz vigilancia epidemiológica provoca reaparición de casos de difteria en Bolívar

El Instituto de Salud Pública confirmó, sin mayores detalles, un caso de difteria en Bolívar. Sobre la cantidad de casos confirmados, sospechosos y probables de difteria en Venezuela, el MinSalud se mantiene silente.

@mlclisanchez

En una entrevista para Unión Radio realizada este 9 de marzo, el presidente del Instituto de Salud Pública (ISP) en Bolívar y autoridad única en Salud del estado, Manuel Maurera, confirmó un caso de difteria en la entidad, aunque no precisó dónde se ubica, cómo funcionará el plan de vacunación y cuáles son las poblaciones a priorizar.

Según Maurera, el ISP activó todos los equipos de inmunización para incrementar la cobertura de vacunación. “Al aplicar tratamiento y vacuna la enfermedad se controla. Tenemos un equipo de epidemiólogos que da respuesta ante cualquier situación”, se limitó a decir.

Maritza Moreno, presidenta del Colegio de Enfermeras en Bolívar, confirmó que desde la semana pasada el ISP retomó la campaña de vacunación contra la difteria en la red hospitalaria y ambulatoria de todo el estado Bolívar.

Esto sucede a más de una semana después de que el Ministerio de Salud emitió la alerta epidemiológica por difteria en todo el país y llamó a incrementar la cobertura de vacunación y emprender la búsqueda activa de casos. Esto a través de una circular dirigida a personal de salud que hizo pública el pediatra y presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría en Aragua, Alejandro Crespo, y que confirmó la Academia Nacional de Medicina.

La única certeza es que la enfermedad está activa en el territorio nacional y que las medidas de control que se aplicaron hasta 2020 mediante vacunación masiva no fueron suficientes”, Sociedad Venezolana de Salud Pública

Extraoficialmente trascendió que la persona infectada -proveniente del municipio Sifontes- presentó síntomas el 5 de febrero. Tres días después, el 8 de febrero, es que enviaron la muestra al Instituto Nacional de Higiene para hacer el diagnóstico microbiológico. Veinte días después, el 28 de febrero, el Inhrr confirmó que se trata de difteria.

“Enviaron la muestra al Inhrr tres días después, y confirmaron el diagnóstico 20 días después”, declaró una fuente calificada bajo anonimato. “Esto es una actuación muy lenta ante la magnitud de la gravedad del problema”, agregó.

Correo del Caroní solicitó al doctor Maurera una entrevista para precisar la incidencia actual de la difteria en Bolívar y las estrategias de control epidemiológico que se están aplicando en la entidad, pero no obtuvo respuestas.

“Un solo caso ya es motivo de alarma para que el Ministerio de Salud active los protocolos necesarios de búsqueda activa de casos, vacunación y educación preventiva para la población”, manifestó José Félix Oletta, médico internista especialista en epidemiología y directivo de la Red Defendamos la Epidemiología Nacional.

“El Estado está actuando con lentitud ante una situación apremiante y el llamado es a que se apliquen los protocolos sanitarios. Empezando por vacunar al personal de salud, que son los primeros expuestos”, agregó.

Brote en curso entre 2016 y 2020 por baja cobertura de vacunación 

Luego de más de 20 años de control epidemiológico, la difteria reapareció en Venezuela a mediados de 2016, mismo año en el que el Ministerio de Salud dejó de publicar el boletín epidemiológico. Desde esa fecha hay un brote en curso que tuvo su origen, precisamente, en el municipio Sifontes del estado Bolívar. De hecho, en 2016 se reportó la muerte de al menos seis niños con síntomas de difteria.

Según la Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Red Defendamos la Epidemiología Nacional, hasta julio de 2017 había 447 casos de difteria en el país, y el 63% de los casos estaba concentrado en Bolívar.

En suma, entre 2016 y 2020 en Venezuela se registraron 1.790 casos y 294 muertes por difteria según la Organización Panamericana de la Salud (OPS). La cifra es apenas un subregistro.

El resurgimiento de enfermedades prevenibles con vacunas evidencia la ineficiente campaña de inmunización que, a su vez, trae como consecuencia una cobertura de vacunación baja en la población y un sistema de vigilancia epidemiológica débil.

De acuerdo con la OPS, la cobertura de vacunación contra la difteria en Venezuela es de 56%. Una cifra lejos de los estándares ideales de 95%.

Censura epidemiológica y opacidad impide determinar alcance de la epidemia de difteria en el país

La Sociedad Venezolana de Salud Pública informó a través de un comunicado que luego de 5 años y 7 meses de censura, MinSalud liberó el boletín epidemiológico número 41, que contiene datos de hasta el 15 de octubre de 2022.

En lugar de referirse a los casos como confirmados y sospechosos, MinSalud cambió la denominación a un término más impreciso: “casos probables”.

De acuerdo con la OPS, la cobertura de vacunación de las tres dosis contra la difteria es de 56% en Venezuela

Los casos probables son aquellos que cumplen con los criterios de la definición clínica de la enfermedad y que está epidemiológicamente relacionado con un caso confirmado por el laboratorio. En este caso, el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (Inhrr).

Según ese boletín, MinSalud registró 104 casos probables de difteria en el país durante 2021 y 70 casos probables acumulados de difteria hasta octubre de 2022 concentrados en 18 estados del país, siendo Miranda, Distrito Capital, La Guaira, Monagas y Zulia los estados con mayor cantidad de casos.

“La única certeza es que la enfermedad está activa en el territorio nacional y que las medidas de control que se aplicaron hasta 2020 mediante vacunación masiva no fueron suficientes”, sentencia la Sociedad Venezolana de Salud Pública.

Ante la restricción de acceso a información oficial es poco lo que se puede saber sobre las amenazas latentes a la salud pública en el país, así como la incidencia actual de enfermedades infecto contagiosas prevenibles con vacunas.

Recomendaciones de la Academia Nacional de Medicina

Ante la alerta epidemiológica por difteria en el país, la Academia Nacional de Medicina recomienda al Estado:

  1. Cumplir con sus propias recomendaciones, tales como vacunar urgentemente a la población, con el fin de aumentar las coberturas vacunales, sobre todo en los más susceptibles.
  1. Adquirir las vacunas de todo el Programa Ampliado de inmunizaciones (PAI) en cantidad y calidad y se mantenga el mismo durante todo el año.
  1. Publicar los datos estadísticos sobre cobertura vacunales, así como el Anuario de Estadísticas Vitales, lo cual está en mora desde 2016.
  1. Notificar y educar a la población en general sobre esta alerta nacional, para que acudan a los centros de vacunación y cumplir el esquema de vacunación correspondiente.
  1. Fortalecer la vigilancia epidemiológica de las enfermedades inmunoprevenibles por vacunación, con énfasis en la difteria.

¿Qué es la difteria y por qué produce alerta epidemiológica? 

La difteria es una enfermedad infecciosa altamente contagiosa, causada por la bacteria Corynebacterium diphtheria. La bacteria afecta principalmente la garganta y las vías respiratorias superiores, y produce una toxina que afecta a otros órganos.

El principal modo de transmisión es persona a persona por vía aérea, mediante contacto físico estrecho con un enfermo o con un portador asintomático. En raras ocasiones se transmite por contacto con lesiones u objetos contaminados con secreciones de un enfermo.

En casos graves, la toxina puede causar miocarditis o daño a los nervios que se encuentran fuera del cerebro y la médula espinal (neuropatía periférica).

La difteria es mortal en 5% a 10% de los casos, con una tasa de mortalidad más alta en niños pequeños. La enfermedad es prevenible con vacunas, la OPS recomienda cumplir con un esquema de tres dosis.