viernes, 19 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

OVP: Hasta este martes hay 51 centros carcelarios sumados a la huelga de hambre

Entre los nuevos centros penitenciarios se encuentran tres cárceles de hombres, dos anexos femeninos y 11 centros de detención preventiva ubicados en sedes policiales.

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) informó que hasta este 11 de junio hay un total de 51 centros carcelarios en todo el país que se sumaron a la huelga de hambre pacífica convocada el domingo. Con esta acción, los privados de libertad protestan contra el retardo procesal y la falta de traslados a otras prisiones, entre otras razones.

El OVP indicó a la agencia EFE que este martes se sumó la población carcelaria de al menos 16 centros de reclusión. Según la información suministrada por la ONG, entre los nuevos centros penitenciarios se encuentran tres cárceles de hombres, dos anexos femeninos y 11 centros de detención preventiva ubicados en sedes policiales.

De esta forma, la huelga de hambre se extiende por Caracas y 17 de los 23 estados del país, sin reportes de protestas en las seis regiones restantes.

Este informe del OVP se conoce luego de que Nicolás Maduro anunciara vía X la destitución de la ministra de Servicio Penitenciario, Celsa Bautista, y designara en su lugar al diputado a la Asamblea Nacional 2020, Julio García Zerpa.

Maduro ordenó a García Zerpa “mejorar el sistema penitenciario” para “acabar con la corruptela, el abuso” que ocasiona el retardo procesal y convertir las cárceles en centros de reeducación.

En su programa radial Con Maduro de repente, el gobernante criticó que a los presos se les cobre “hasta para ir al baño”, y dijo que ahora se debe formar una generación de custodios para garantizar los derechos de la población reclusa.

“Vamos a hacer todos los cambios que hay que hacer en el sistema penitenciario, y sobre todo reeducar al hombre, a la mujer (…) y acabar con la corruptela, el abuso”, afirmó.

Ni Maduro o el nuevo ministro se refirieron a las huelgas de hambre activas en más de 50 recintos carcelarios de todo el país, entre prisiones y centros de detención preventivos, en reclamo a los traslados arbitrarios a otras cárceles y el retardo procesal.