domingo, 14 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Narváez: Defensor del Pueblo y justicia penal son los responsables por omisión y silencio de las torturas

El exparlamentario exigió al defensor del Pueblo renunciar y pedir disculpas a las víctimas por no asumir “con gallardía sus atribuciones establecidas en nuestra CRBV.

Rafael Narváez, defensor de los derechos humanos y exparlamentario, condenó el silencio y la omisión del defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, ante el “delito de torturas, tratos crueles e inhumanos ejecutados por la FAES disfrazado de la DAET” contra el estudiante de antropología de la UCV, John Álvarez.

“La impunidad se adueñó de la justicia en Venezuela, la falta de independencia y autonomía es la causa de la indefensión de las víctimas de violaciones graves a los derechos humano y crímenes de lesa humanidad por parte del Estado”, denunció mediante una nota de prensa.

El abogado también señaló que “en audiencia se declaró ante el tribunal que había sido golpeado con un bate y electricidad y luego de ser llevado al médico forense de la Fiscalía se comprobó pérdida de visión de un ojo demostrando las consecuencias de las torturas, lo más grave es la omisión de la justicia penal que aún no ha iniciado investigación para procesar penalmente a los funcionarios de la DAET”.

“Estamos en presencia de un crimen de lesa humanidad establecido en el estatuto de Roma y tipificado como delito de torturas en la ley especial contra el delito de torturas, tratos crueles e inhumanos y degradantes en nuestro sistema jurídico”, destacó.

Narváez recordó que el informe actualizado de la misión independiente de determinación de hechos sobre Venezuela de la ONU “reitera que aún se siguen cometiendo crímenes de lesa humanidad sin que el sistema de justicia proceda a sancionar este crimen, la exigencia es ante la misión puede consignar este informe ante el fiscal de la CPI Karim Khan para seguir sustanciando el expediente y darle fuerza a qué prosiga la investigación”, expresó el abogado penalista.

Para finalizar, el exparlamentario exigió al defensor del Pueblo renunciar y pedir disculpas a las víctimas por no asumir “con gallardía sus atribuciones establecidas en nuestra CRBV para defenderlas de las violaciones graves a los derechos humanos”.