miércoles, 17 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Más de 9.5 millones de venezolanos disminuyen ingesta de líquidos por falta de agua potable

La crisis de acceso al agua potable en Venezuela se combina con la emergencia global provocada por el cambio climático.

La escasez de agua potable en Venezuela se agudiza. Entre otras cosas, el 77% de los hospitales no tiene agua de forma regular, según informes de ONG.

María Eugenia Gil explicó que, según Hum Venezuela, “casi 20 millones de personas en 20 de 24 estados del país tienen restricciones severas al acceso al agua”.

“Es un porcentaje altísimo”, agregó la representante de la Fundación Agua Clara en el programa Háblame bajito que transmite Radio Fe y Alegría Noticias.

Un viacrucis de cifras conducen al calvario que viven los venezolanos para obtener agua potable.

Escasez de agua potable es un drama

“De las personas que están conectadas al sistema de acueductos, 13.000.000 tienen interrupciones severas de agua”, comentó la especialista, agregando que estas son personas que pueden pasar hasta un mes sin agua.

Entre tanto, “casi 7 millones de personas no están conectadas al sistema de acueductos”.

Además, “más de 9.5 millones de personas disminuyeron la ingesta de líquidos por falta de agua potable”.

Por otro lado, 77% de los hospitales no tuvieron electricidad ni agua de forma regular y casi 81% de las escuelas no tuvo agua. Cayó en 60% la distribución de agua.

Por si no fuera suficiente, el 90% de la infraestructura para distribuir agua necesita mantenimiento. En 1943, el Estado comenzó a llevar agua por tuberías en el país.

En 1993 se crearon las hidrológicas. Durante 55 años se hicieron los acueductos, los embalses, las plantas de potabilización, las plantas de tratamiento y toda la tubería que implicó la red del país.

En los últimos años no hubo inversión en el sector. “Una tubería sin mantenimiento, unas planta sin mantenimiento, ya van por 70 años”.

La especialista comparó la salud de la red de acueducto con la del cuerpo humano y dijo que sufre de osteoporosis.

Los venezolanos que no reciben agua por tubería se las ingenian para conseguirla. Algunos la buscan en un río, otros abren pozos en sus casas o compran a camiones cisternas.

Sin embargo, Gil alertó que con estas soluciones caseras no se puede garantizar la calidad del agua. “Potabilizar el agua es un proceso industrial y en las casas no podemos tener plantas, aunque se puede hervir el agua para alcanzar los mínimos de salubridad”, indicó.

No apta para consumo humano

El 80% de la población venezolana está expuesta a consumir agua no potable. En los estudios, venezolanos indicaron que el agua llega con mal olor y con un color diferente. “Los que se atreven a probarla, dicen que sabe mal”.

El agua no debe tener color, ni sabor, ni olor.

La especialista relató que en su caso, el agua llega una vez por semana a su casa y “un día puede llegar clara con mucho olor a cloro o puede llegar marrón”.

¿Con qué frecuencia llega el agua?

En Venezuela hay personas que nunca reciben agua, a pesar de estar conectados a la red de acueductos. De igual forma, hay otros casos extremos en los que el agua llega una vez cada dos meses o más.

“En Falcón hay sectores donde pueden durar más tiempo”, añadió.

Uno de los estados con mayores problemas de distribución de agua es el estado Bolívar, a pesar de ser la región que produce el 80% del agua dulce del país.

Cambio climático

La crisis de acceso al agua potable en Venezuela se combina con la emergencia global provocada por el cambio climático. “No es solo un problema de acueductos”, dijo.

La especialista recordó que no hay otra agua disponible para los humanos más allá de la que se conoce en el mundo.

Hay Estados que hacen más o menos esfuerzos para proteger el agua y la vida en el planeta. El cambio climático es también un factor determinante del que los seres humanos también somos culpables.

Existen ocho riesgos que el Panel Internacional de Cambio Climático mencionó sobre Venezuela:

1. Inseguridad alimentaria por sequía o lluvias extremas

2. Riesgos para la vida y la infraestructura por inundaciones y deslizamientos

3. Inseguridad hídrica

4. Efectos sanitarios por enfermedades endémicas

5. Riesgos para la infraestructura del país y los servicios públicos

6. Riesgo para la Amazonía por la minería

7. Riesgo para los arrecifes de coral por la subida de temperatura

8. Sistemas ecológicos costeros por el aumento del nivel del mar

Venezuela es un país de riqueza hídrica que podría mejorar la situación de la ciudadanía.

El papel del Estado es insustituible para volver a tener agua potable en los hogares.

Sin embargo, la especialista ofreció recomendaciones para purificar el agua que llegue a las casas, para evitar enfermedades.

Ella sugirió colarla con una franela, luego hervirla no más de 6 minutos, después se vuelve a colar con otra franela y ahí sí se lleva a una jarra con un poquito de sal antes de ponerla en la nevera.

Si las familias no tienen gas para hervir el agua, también existen pastillas purificadoras o se puede clorar con el producto de uso comercial. Si la botella de cloro es al 3%, necesita una gota por cada litro y dejar que trabaje por unos 30 minutos.