jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Maduro ordena “régimen estricto” en cárceles tras la toma de Vista Hermosa

ONG han denunciado que la intervención de estas prisiones solo agravará el hacinamiento en otros recintos y no resuelve los problemas estructurales del sistema penitenciario venezolano.

Nicolás Maduro ordenó este lunes que se imponga un “régimen estricto” en las cárceles venezolanas, especialmente aquellas que han retomado los ministerios de Interior, Justicia y Paz y para el Servicio Penitenciario en el último mes.

En su programa Con Maduro +, Maduro calificó de “éxito total” la toma del Internado Judicial de Ciudad Bolívar, mejor conocida como la cárcel de Vista Hermosa y que estaba bajo el mando de Wilkins Romero Maluenga, Eilkins Navas y Edison González.

Exigió además a los ministros Remigio Ceballos y Celsa Bautista la imposición de un “régimen estricto” en las prisiones, y señaló que “todos los procesados y penados que estén, de acuerdo a los tribunales, en esas cárceles tienen que estar sometidos a un régimen de autoexigencia, a un régimen educativo, todos tienen que estar estudiando; a un régimen de trabajo, todos tienen que estar trabajando”.

Las autoridades activaron la “operación de Liberación Gran Cacique Guaicaipuro” para retomar el control de los recintos penitenciarios en manos de distintos pranes. La primera toma se concretó en el Centro Penitenciario de Aragua, la cárcel de Tocorón, de la cual huyeron los cabecillas del Tren de Aragua y un grupo de reclusos que no ha sido informado.

Le siguieron las tomas de la cárcel de Tocuyito (estado Carabobo), donde informaciones extraoficiales hablan de la captura del pran Néstor Richardi Sequera; el Centro Penitenciario Agroproductivo de Anzoátegui, conocido como Puente Ayala; y el Internado Judicial de Monagas, la cárcel de La Pica.

Organizaciones no gubernamentales han denunciado que la intervención de estas prisiones solo agravará el hacinamiento en otros recintos y no resuelve los problemas estructurales del sistema penitenciario venezolano.

También han señalado a las autoridades de tomar las cárceles por medio de convenios con los pranes, de negar información sobre los traslados a los familiares y la cantidad de reclusos muertos en estos operativos.