domingo, 14 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Ley antifascismo desbloquea nuevas amenazas contra libertad de expresión

Para Alonso Domínguez, director de Un Mundo Sin Mordaza, una eventual aprobación de esta y la Ley contra el odio, significan un “peldaño superior y una escala distinta” en las amenazas contra periodistas y la ciudadanía en general.

Los derechos a la libertad de expresión y al acceso a la información pública siguieron siendo vulnerados durante el 2023, y la eventual aprobación de una ley “antifascismo” creará otra capa en el proceso de infundir más temor a expresarse libremente en Venezuela, advirtieron expertos durante la presentación del informe anual que presentó la organización no gubernamental Un Mundo Sin Mordaza.

En la presentación del reporte a través de la plataforma Zoom el director general de Un Mundo Sin Mordaza, Alonso Domínguez, recordó que este informe se publica anualmente desde el año 2019.

Domínguez enfatizó en que el Estado no solo tiene la obligación de no violar el derecho a la libertad de expresión, sino también de promoverla.

Para realizar el informe, la organización se basó en denuncias que realizaron otras plataformas avaladas por Un Mundo Sin Mordaza, como la ONG Espacio Público, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), el Colegio Nacional de Periodistas (CNP), el programa VE sin Filtro, Sala 58, entre otros.

Amenazas, hostigamientos e intimidaciones: el pan de cada día

Isabel González, activista de la organización, mencionó que en el 2023 se registraron 33 incidencias de detenciones arbitrarias y citaciones para investigación por parte del Ministerio Público tanto a periodistas como a particulares. Esta situación se produjo en el ejercicio de difusión y acceso a la información.

Por otra parte, la organización documentó 118 actos de amenazas, hostigamientos, agresiones o intimidaciones a civiles y trabajadores de la prensa. González detalló que, en cuanto a estos incidentes, el 13,6% se hizo contra civiles y el 86,4% contra la prensa. Los ataques de desglosan de la siguiente manera:

  • 29,7% hostigamiento
  • 19,5% amenazas
  • 3,4% despidos injustificados
  • 16,9% agresiones
  • 28% casos de intimidación
  • 1,7% allanamientos
  • 0,8% la prohibición de un papelógrafo

También Sin Mordaza registró 22 afectaciones a los medios de comunicación, de los cuales 44,5% fueron sanciones administrativas, 22,7% presiones para el cierre de programas, 13,6% confiscaciones a equipos, 4,5% limitaciones al espacio dentro de la radio, 4,5% exigió el cese de transmisión por imposibilidad económica y 4,5% de censura intencional

La ONG documentó 12 bloqueos registrados a páginas web y las redes sociales, así como seis ataques al derecho a la propiedad: uno a la sede de El Nacional, dos a medios televisivos, dos a estaciones de radio y uno a la sede del Colegio Nacional de Periodistas (CNP) en el estado Sucre.

“El Estado usa como mecanismo de control el bloqueo de páginas web, ocasionando que los ciudadanos no puedan acceder a la información libremente”, señala el informe de Un Mundo Sin Mordaza.

Desbloqueado un nuevo nivel contra libertad de expresión

La Asamblea Nacional electa en 2020 aprobó en primera discusión un proyecto de ley contra el “fascismo”, término que funcionarios gubernamentales suelen usar para referirse a opositores. El proyecto establece prisión de hasta 12 años y elevadas multas.

Para Alonso Domínguez, director de Un Mundo Sin Mordaza, una eventual aprobación de esta y la Ley contra el odio, significan un “peldaño superior y una escala distinta” en las amenazas contra periodistas y la ciudadanía en general.

“Está en un plano de generalizar las amenazas, porque hasta ahora han sido muy enfocadas. Ahora es un Estado general, donde cualquier muestra o ejercicio ciudadano de libertad de expresión va a estar fuertemente restringida y amenazada”, alertó Domínguez.

El activista explicó que, entre los impactos de esta ley contra el “fascismo” está el temor que se crea entre la gente común de expresarse libremente y no solo entre los periodistas, aunque consideró que hasta ahora igual las personas manifestaban su disconformidad, por lo que cree que la Ley contra el odio pareciera no haber sido suficiente para el gobierno.

“Esta segunda capa lo que procura es crear miedo, preocupación. Es más difícil meter preso a quienes ellos quieran arbitrariamente en un contexto donde no hay una ley como la que se avecina (…) Nuestra percepción frente a esta ley es que constituye un peldaño distinto, una escala nueva, diferente”, alertó Domínguez.

Fallas de luz limitan el derecho a informarse

El reporte sobre el estado de la libertad de expresión de Un Mundo Sin Mordaza abarcó también las fallas en los servicios públicos, pues estas afectan directamente el derecho a la libertad de expresión de los venezolanos.

En ese sentido se documentaron 44 casos en todo el país, donde la conexión a internet representó el 72,7% de las fallas reportadas, 20,5% fueron de luz y 6,8% de fallas de cobertura telefónica.

Citando al OVCS, la organización refirió también ONG que hasta noviembre de 2023 el 76,6% de ciudadanos de 12 estados del país valoraban de forma negativa el servicio eléctrico.

“Podemos concluir que estos hechos hacen sumamente difícil el ejercicio de la libertad de expresión en Venezuela, llegando al extremo de volverlo imposible en ciertos casos”, dijo Isabella González.

Muy atrás en la libertad de expresión y acceso a la información

Un Mundo Sin Mordaza indicó que de los rankings en los que se estudió a Venezuela en cuanto al derecho a libertad de expresión y acceso al libre internet se concluye que el Estado no ha procurado tomar medidas para garantizar el acceso a la información y ha omitido las consecuencias para los ciudadanos.

Al respecto, citaron a la organización Reporteros sin fronteras, que ubicó a Venezuela como el cuarto país de América Latina con la posición más baja en su ranking de libre internet. También mencionó que Freedom House dio una puntuación de 21/100, calificando a Venezuela como un Estado sin libertad.

La organización recordó que el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos propuso en 2023 cinco recomendaciones en materia de libertad de expresión, las cuales no han sido acatadas. Asimismo, el examen periódico de la ONU dejó 25 recomendaciones de las cuales ninguna ha sido acatada por el Estado venezolano, al igual que las 6 del informe de la CIDH, y las 9 del informe de la Misión de Determinación de los Hechos.

Vulneraciones a libertad de expresión en la primaria

Isabel González, periodista y activista de Un Mundo Sin Mordaza, señaló que durante el proceso de primaria opositora, realizado el 22 de octubre de 2023, en las redes sociales se pudo evidenciar una alta participación, pero ninguno de los medios de comunicación tradicionales dio cobertura al evento.

La activista explicó: “Se nota la disparidad en el manejo de las comunicaciones en los canales nacionales y el sincretismo que se utilizó para que no se supiera que se estaba haciendo una elección primaria”.

Durante el desarrollo de la primaria, añadió González, los canales de televisión abierta transmitieron una programación regular de los domingos, mientras que en redes sociales sí se registró una alta participación de los electores.

“Vemos cómo sí se incurrió en una autocensura o una censura directa en los medios tradicionales”, señaló González.