viernes, 12 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

La UCAB despidió al rector Virtuoso con un sentido homenaje en sus sedes

Miembros de la comunidad universitaria, así como personalidades del ámbito político, económico, académico y de derechos humanos dieron un último adiós a quien fuera el rector de la UCAB durante más de una década.

Este viernes se realizó la ceremonia eucarística de despedida en honor al padre Francisco José Virtuoso, s.j., quien fuera rector de la Universidad Católica Andrés Bello desde el año 2010 hasta su fallecimiento el pasado 20 de octubre, producto de una enfermedad crónica diagnosticada recientemente.

La misa por el eterno descanso del sacerdote jesuita, politólogo e historiador se realizó en la iglesia María Trono de la Sabiduría ubicada en el campus Montalbán de la UCAB, con la presencia de las autoridades académicas, el cuerpo de decanos y directores de la universidad, miembros del clero de la Compañía de Jesús, así como la madre y el hermano del rector, Antonia Arrieta de Virtuoso y Enrique Virtuoso Arrieta, respectivamente.

La ceremonia fue oficiada por el padre Rafael Garrido, s.j., provincial de la Compañía de Jesús en Venezuela y vicecanciller de la casa de estudios, quien exaltó la visión, vocación y dedicación del rector de la UCAB a las distintas causas en las que se involucró desde lo académico y lo social.

“Hoy a nosotros nos corresponde despedir a un grande, como lo fue José Virtuoso. Fue un hombre de discernimiento, porque sus dones intelectuales los puso al servicio de la misión encomendada como rector. Interpretó siempre los signos de los tiempos para cumplir esa misión y logró unir su vocación jesuita con un seguimiento intelectual y la esperanza de construir un país democrático”, expresó Garrido durante la homilía.

El provincial de los jesuitas en Venezuela insistió en la importancia de agradecer a Virtuoso por su vida y su obra. “Por fortuna tuve el privilegio de tenerlo a mi lado. Agradezco el acompañamiento de las autoridades y del Consejo Fundacional, sin ustedes hubiera sido muy cuesta arriba acompañar a José en toda su situación en estos últimos meses. Quiero agradecer a los jesuitas por la comprensión y el cariño. Seguiremos luchando, seguiremos tu ejemplo, Virtuoso. Gracias, señor, gracias”, agregó.

Autoridades se comprometen a “seguir haciendo las cosas bien”

En la mañana del 21 de octubre y cuando comenzaron las exequias del padre Francisco José Virtuoso, los integrantes del equipo rectoral de la UCAB fueron los primeros en manifestar su pesar y comentar los logros del rector. Ratificaron su compromiso de seguir con la estrategia planteada por quien los acompañó como capitán del equipo ucabista.

José Francisco Juárez, vicerrector académico y rector encargado de la universidad, definió a Virtuoso como un hombre entregado al trabajo y comprometido con la investigación, la docencia y el proyecto concebido para la alma máter. Además destacó sus valores profesionales y humanos, pues estos -dijo- inspirarán para el trabajo que sigue.

“Nos sirven como referencia para continuar con el proyecto, con el trabajo. Como él nos decía, construir el futuro discerniendo el presente. Para el país es una pérdida muy significativa porque es un hombre de comunidad, un hombre de pueblo, un hombre que entendía la problemática social y política del país, y estuvo permanentemente preocupado por esos temas, pero además buscando soluciones desde el diálogo, la convicción de la negociación, de convocar a los demás para encontrar soluciones. Fue un luchador incansable por la democracia”, aseguró.

Por su parte, Gustavo García, vicerrector administrativo de la UCAB, recordó que la institución tiene mucho que agradecerle a Virtuoso por todo lo aprendido en estos años y por sus contribuciones al país.

“Se trataba de un hombre muy creyente en que la educación es vital para transformar la sociedad y disminuir la desigualdad. Fue siempre un defensor de un modelo de educación inclusivo. Siempre pensó que una universidad tenía que estar al servicio de la transformación de Venezuela y eso exigía que la investigación tuviera que ver con los problemas del país. Era un soñador, todos los días pensaba en el futuro y cómo se podía hacer realidad a través de proyectos muy concretos. Se va un amigo entrañable. Estamos seguros que nos sigue acompañando y cuidando. Y como él siempre nos decía: queda mucho por hacer”, puntualizó.

Magaly Vásquez, secretaria de la universidad, también destacó su incansable espíritu de trabajo: “El rector siempre fue una persona visionaria. En su discurso, apenas hace una semana cuando lo juramentamos, insistía en la necesidad de hacer y hacer las cosas bien. Ese es el mejor legado que nos dejó; y como autoridades universitarias, seguir haciendo lo que el rector nos enseñó y seguir haciéndolo bien”.

Finalmente, Néstor Luis Luengo -vicerrector de Identidad, Desarrollo Estudiantil y Extensión Social- añadió que Virtuoso tuvo el tino de formar un equipo de relevo y trabajó por fortalecer el sentido de institucionalidad en la UCAB. “Él reunía tres condiciones excepcionales: una mente lúcida, profunda, que coincidía con una capacidad para la acción enorme y a su vez con una pasión. Es decir, reunía cerebro, corazón y mano. Y no siempre se consiguen esos tres elementos en una sola persona. Como me gusta decir en estas circunstancias, él dejó el juego ganando. Nos queda al equipo, su equipo, mantener esa ventaja y si es posible aumentarla”, aseguró.

“Un demócrata cabal”

Más de mil personas se acercaron durante todo el día a las exequias del rector, que se iniciaron a las 8:00 am. Docentes, estudiantes, egresados y empleados de la universidad, así como personalidades públicas de distinto ámbito, coincidieron en exaltar el trabajo de Virtuoso por mantener y guiar a la casa de estudios en tiempos difíciles, así como su lucha por ofrecer propuestas de solución a las dificultades del país, con el ojo puesto en el quehacer social y visión de futuro.

Amalio Belmonte, secretario y vicerrector administrativo (e) de la Universidad Central de Venezuela (UCV), expresó que uno de los aspectos a destacar y recordar del padre Virtuoso es su ejercicio como “un demócrata cabal” y su compromiso por la academia. “Se encargó de defender los valores democráticos y del papel que tiene que cumplir la universidad y todas las universidades venezolanas, en función de ser el centro que propone opciones para que la civilidad, para que la cultura, para que la academia cumpla el rol que le corresponde en una sociedad democrática”, apuntó.

Roberto Picón, rector del Consejo Nacional Electoral (CNE), reconoció la influencia que tuvo Virtuoso en su vida, a quien acompañó desde la asociación civil Ojo Electoral. Lo definió como constructor de puentes. “Gracias a él di mis primeros pasos en el tema electoral. Fue un articulador, un consejero y una persona que se preocupó por el país y porque la gente trabajara junta salvando las diferencias. En ese sentido, todos necesitamos que ese legado se mantenga en la universidad para que construyamos puentes entre todos los venezolanos”, dijo.

El exrector de la UCAB, Luis Ugalde, señaló que el fallecimiento resulta una pérdida muy muy dolorosa para todo el país, debido al carácter y obra de Virtuoso. “Siempre mantuvo una voz y una actitud de una universidad abierta a los problemas del país, en la defensa de la democracia y los derechos humanos. Y al mismo tiempo, mantuvo la amistad con la gente más pobre en los barrios y con proyectos hechos con ellos”, afirmó.

Rafael Uzcátegui, sociólogo y coordinador de la ONG Provea, compartió que el padre Virtuoso significó para el movimiento de los derechos humanos un referente, un amigo y un consejero siempre dispuesto a defender los principios de la dignidad humana. “Fue un incansable tejedor de articulaciones y de redes por la democracia en nuestro país. Lo vamos a extrañar muchísimo y lo recordaremos con cariño cuando el día de mañana regresemos a la democracia y los derechos humanos”.

La dirigente del partido Vente Venezuela, María Corina Machado, hizo referencia a la “obsesión” del padre por una educación de excelencia, de calidad y por su confianza en Venezuela. “Yo creo que ese país que está emergiendo en donde todos los venezolanos aspiramos poder ofrecerle a cada venezolano una gran inspiración en su obra y su trabajo. Y es lo que nos debe inspirar a todos; sobre todo a aquellos que tenemos a la UCAB como alma máter”, sostuvo Machado.

“Padre Joseito: Gracias por tu nobleza”

Además de los miembros de la comunidad universitaria, durante la jornada de despedida del padre Francisco Virtuoso se hicieron presentes los integrantes de un nutrido grupo de vecinos de la comunidad de Catuche, Caracas, sector en el que el rector trabajó muchos años.

Hombres y mujeres de diferentes edades llevaban globos y pancartas con mensajes para él. Entre ellos se percibía la profunda gratitud hacia quien fue guía espiritual y compañero de lucha por condiciones de vida digna. Con lágrimas en los ojos, muchos hablaban de todo el trabajo que -desde finales de 1999, cuando se desbordó la quebrada de Catuche- el padre hizo en el sector para ayudar a construir, de la mano de los propios vecinos, un pequeño complejo habitacional en el que habitan 400 familias.

Siempre mantuvo una voz y una actitud de una universidad abierta a los problemas del país, en la defensa de la democracia y los derechos humanos. Y al mismo tiempo, mantuvo la amistad con la gente más pobre en los barrios y con proyectos hechos con ellos”, Luis Ugalde, s.j. 

“Él desde el comienzo nos apoyó en todo, fue la persona que siempre estuvo ahí, que insistió en que nosotros podíamos hacer un mejor sector, que podíamos hacer muchas cosas en comunidad. Y gracias a este sacerdote nosotros hoy podemos decir que tenemos una vivienda digna. Ese señor era todo para nosotros. De verdad era como un imperio para nosotros, aunque parezca un poco exagerado”, comentó Rosaura Gudiño, quien acudió al campus junto a su esposo Nelson José Ramírez.

Sin duda, el rector Francisco José Virtuoso dejó una obra visible en el país y en la UCAB, pero también una invisible, pero no intangible, en las miles de personas que conoció. Es, entonces, tarea de todos los ucabistas dejar en alto todo lo aprendido del padre, siempre perseguir la excelencia, en todo amar y servir, y no perder esa mística del Magis que va de la mano con los valores ignacianos.

Guayana también se unió a la despedida 

Miembros de la comunidad universitaria, agrupaciones religiosas, sector empresarial y sociedad civil de Ciudad Guayana, se unieron en una celebración eucarística realizada en el Auditorio Constanza Verolini de la UCAB Guayana, para honrar y despedir al rector s.j. Francisco José Virtuoso.