miércoles, 17 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

“La FANB está liberando los espacios arbitrariamente invadidos”

Se estima que más de 12 mil mineros ejercían actividades ilegales dentro del parque; entre ellos, aquellos que forman parte de los grupos armados al margen de ley.

El Estado venezolano emprendió un “plan de evacuación” ejecutado por efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), en un intento de trasladar a la mayor cantidad de personas posibles fuera de los parques en los que se estaría practicando minería ilegal.

Hasta este 10 de julio se desconoce con precisión el número de mineros ilegales en los parques nacionales. Sin embargo, el Estado ha dispuesto de nueve helicópteros, cuatro aviones de ala fija, 16 embarcaciones fluviales y hasta cuatro gabarras.

Según el comandante estratégico operacional de la FANB, el G/J Domingo Hernández, “la FANB está liberando los espacios arbitrariamente invadidos”.

El mayor énfasis se está haciendo en el Parque Nacional Yapacana del estado Amazonas, donde parecen concentrarse los mayores esfuerzos del Gobierno nacional.

Hernández también anunció que la Operación Autana no tiene “fecha de caducidad”, por lo cual continuarán y mantendrán los despliegues militares.

La denominada Operación Autana se ejecuta en los estados Amazonas, Bolívar, Táchira y Monagas con el objetivo de hacer frente a la minería ilegal.

El militar de alto rango ha insistido que las evacuaciones han sido en paz y en común acuerdo, luego que presuntamente las personas han entendido que prevalecen las “ideas de conservación ambiental, dirigidas a salvar al planeta y al hombre de la debacle producto del capitalismo desenfrenado que impulsa la destrucción del hombre por el hombre”.

Hasta el 7 de julio, una acción militar conjunta del Ministerio Público y otros organismos locales y nacionales habían logrado evacuar a más de 4 mil personas del Parque Nacional Yapacana en el estado Amazonas.

Se estima que más de 12 mil mineros ejercían actividades ilegales dentro del parque; entre ellos, aquellos que forman parte de los grupos armados al margen de ley. Algunos son de nacionalidad venezolana, pero también habrían brasileños y colombianos.