sábado, 28 de mayo de 2022

IVSS no garantiza calidad ni tratamiento completo a personas con hemofilia

En julio de 2019, la CIDH emitió medidas cautelares a favor de 13 pacientes venezolanos que padecen de hemofilia y otras coagulopatías.

En julio de 2019, la CIDH emitió medidas cautelares a favor de 13 pacientes venezolanos que padecen de hemofilia y otras coagulopatías.

La presidenta de la Asociación Venezolana de Hemofilia (AVH), Antonia Luque, aseveró que la calidad ni cantidad de los factores de coagulación para el tratamiento de personas con esta enfermedad en el país no está garantizado por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), ente encargado de la compra y distribución de medicamentos de alto costo.

A principios de 2022, y tras varias protestas y reuniones con la AVH, el instituto reactivó la compra de factores de coagulación. Pero Luque destacó que no hay transparencia respecto a la cantidad comprada, y tampoco sobre la calidad, pues el año pasado se compraron factores que no tenía registro sanitario confiable.

Para garantizar el tratamiento a la población que vive con algún trastorno de coagulación, harían falta 86 millones de unidades del factor VIII y 9 millones del factor IX. En Venezuela hay 5.206 pacientes con alguna coagulopatía, el 75% presenta daños articulares.

Además, el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel retiró el factor IX y aceptó el VIII, que se podía utilizar, con la condición de que se garantizara la seguridad de los medicamentos. Desde la AVH exigen que se haga un envío mensual a todos los estados del país, pues no saben si se están beneficiando a todas las personas que lo necesitan.

Desde 2015 el IVSS notificó, a través de una circular, la modificación en la compra y adquisición de factores de coagulación. Desde entonces se impuso que solo pacientes de alto riesgo, niños y niñas podían acceder de forma gratuita. 84 personas murieron por falta de estos fármacos y actualmente más de tres mil viven con lesiones irreversibles.

En julio de 2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió medidas cautelares a favor de 13 pacientes venezolanos que padecen de hemofilia y otras coagulopatías. Además exigió al Estado venezolano posibilitar el tratamiento médico adecuado y garantizar la vida, integridad personal y salud de estas personas. La administración Maduro nunca respondió.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img