martes, 23 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Federación Internacional de Derechos Humanos preocupada por situación en Venezuela tras arresto de Rocío San Miguel

Diferentes organizaciones no gubernamentales, dirigentes políticos y defensores de derechos humanos han rechazado el arresto de la activista Rocío San Miguel.

Jimena Reyes, directora de la Oficina de las Américas en la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), expresó su preocupación ante los últimos acontecimientos registrados en Venezuela.

“El gobierno de Nicolás Maduro ha implantado una serie de detenciones en las últimas semanas bajo un lema denominado Furia bolivariana, lo que ha llevado a las autoridades venezolanas acelerar los actos de criminalización, persecución y arrestos arbitrarios contra dirigentes políticos y activistas sociales”, indicó.

La afirmación la realizó durante una conversación con representantes de la ONG Provea, donde Reyes señaló que lo cometido con la abogada Rocío San Miguel “es un ataque a la libertad y democracia en el país”.

“La FIDH está muy preocupada por la situación actual de Venezuela, y si bien es cierto que cada país tiene su propia historia y dinámica, hay importantes similitudes entre lo que está ocurriendo en Venezuela y lo ocurrido en Nicaragua desde el 2018”, acotó.

Es importante recordar que diferentes organizaciones no gubernamentales, dirigentes políticos y defensores de derechos humanos han rechazado el arresto de la activista Rocío San Miguel.

Rocío San Miguel, una reconocida defensora de derechos humanos y experta en seguridad, defensa y Fuerza Armada Nacional, fue apresada el 9 de febrero en el aeropuerto internacional de Maiquetía, según informó la ONG Provea.

San Miguel, de 57 años, es la fundadora y presidenta de la ONG Control Ciudadano, una organización que se enfoca en el “derecho de los ciudadanos a ejercer contraloría sobre los sectores de la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional”. Además ha supervisado los compromisos del Estado venezolano con el Estatuto de Roma y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).