viernes, 12 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Exigen libertad de policías metropolitanos detenidos por el 11 de abril de 2002

La Coalición por los DD HH y la Democracia reclamó que en Venezuela “se persiguen y encarcelan ‘corruptos’ pero los presos políticos siguen siendo víctimas de la injusticia y retardo procesal”.

Héctor Rovaín, Erasmo Bolívar y Luis Molina tienen casi 20 años en prisión. Son los policías metropolitanos detenidos por los sucesos del 11 de abril del 2002.

Al cumplirse 21 años del intento de golpe de Estado contra Hugo Chávez, organizaciones no gubernamentales exigen su liberación.

La Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia señaló vía Twitter que los tres policías metropolitanos “fueron los primeros presos políticos de Venezuela”.

Asimismo, la organización denunció que a los tres funcionarios se les niega una medida alternativa al cumplimiento de la pena.

“Salvar vidas y evitar algo peor fueron motivos para privarlos de libertad (…) Hoy son 295 presos políticos que exigen justicia y libertad”, acotó la coalición.

Por otra parte, criticaron que en Venezuela “se persiguen y encarcelan ‘corruptos’ pero los presos políticos siguen siendo víctimas de la injusticia y retardo procesal”.

Por su parte, el dirigente opositor Juan Guaidó también señaló que Luis Molina, Erasmo Bolívar, Héctor Rovaín y otros policías metropolitanos “fueron los primeros presos políticos del régimen”.

“A los tres, la dictadura les secuestró 20 años de su vida en una cárcel, lejos de sus familiares”, añadió Guaidó vía Twitter.

A finales del 2022, María Bolívar, tía del agente Erasmo Bolívar, reclamó que a ninguno de los tres se le comprobó su participación en dos de las 19 muertes ocurridas en puente Llaguno, en Caracas.

“Exigimos que se cumpla la ley y les otorguen las medidas alternativas al cumplimiento de la pena, a las que tienen derecho desde el año 2011″, añadió Bolívar en declaraciones recopiladas por TalCual.

Los tres funcionarios pagaron la mayor parte de su condena en el Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde, en Los Teques. Desde el 22 de octubre de 2021 fueron trasladados al Centro Penitenciario Fénix, en Lara.