jueves, 25 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Estudiantes del Colegio Nazaret participaron en Encuentro Nacional de Jóvenes Safana celebrado en Caracas

El Encuentro Nacional de Jóvenes de la Sagrada Familia de Nazaret reunió del 17 al 19 de marzo a jóvenes de 12 a 17 años estudiantes de los colegios Nazaret de siete estados del país.

@joelnixb

Estudiantes del Colegio Nazaret, de Puerto Ordaz, participaron en el Encuentro Nacional de Jóvenes de la Sagrada Familia de Nazaret (Safana), celebrado en el Distrito Capital.

Safana es un movimiento católico creado por las misioneras hijas de la sagrada familia de Nazaret, fundado en noviembre de 1974.

La madre María Helena Da Silva, directora del Colegio Nazaret, declaró a Correo del Caroní que los siete estudiantes que participaron en este encuentro forman parte de un grupo juvenil que se reúne semanalmente en el colegio para obtener formación humana y espiritual.

Los jóvenes recalcaron que aprendieron la importancia de apoyar a los demás y caminar juntos

Durante el encuentro nacional compartieron con estudiantes de primero a quinto año de los colegios Nazaret de todo el país.

Durante un fin de semana los jóvenes compartieron experiencias y alimentaron su espiritualidad. “Los jóvenes del encuentro Safana se reunieron en una casa de retiro en Los Teques durante tres días, donde había estudiantes de los estados Amazonas, Falcón, Zulia, Táchira, Guárico, Distrito Capital y Puerto Ordaz”, agregó Da Silva. 

En esos tres días recibieron clases sobre sus temas formativos, dinámicas y juegos recreativos con el fin de despertar en los jóvenes la capacidad de responder a los desafíos actuales.

“Con estas actividades ellos despiertan su liderazgo y la capacidad de resolver los desafíos actuales. Estas actividades se organizan por la Coordinación Nacional de Safana”, dijo la madre quien comentó que en esta oportunidad los que participaron en el encuentro fueron estudiantes de primero, tercero y cuarto año y un exalumno, ahora universitario quien durante su curso en el Nazaret fue miembro de Safana. Este joven participa en el grupo Safana por siempre que son egresados que vienen a reunirse todas las semanas en el colegio.

La madre comentó que gracias a este tipo de actividades los jóvenes desarrollan respuestas increíbles a dar a la realidad que viven a nivel familiar, social, educativo, religioso y cultural.

“Los jóvenes (que participan en estas actividades) tienen mucha capacidad, son muy críticos, responsables y comprometidos cuando se les confía, se les da formación, se les da la oportunidad de autoconocerse, de saber quiénes son, cuál es la realidad que tienen y qué son capaces de responder a ellas”, expresó Da Silva.

Experiencias del Safana 

Sara González, estudiante de cuarto año del Colegio Nazaret, expresó que Safana le ha enseñado a valorar las pequeñas cosas de la vida como los detalles y los momentos.

“Además me orientó a tener siempre como prioridad el compañerismo y tratar de ser esa chispa o esa luz en cualquier parte a la que vayamos, tratando siempre de empanizar con los demás y buscarle el lado positivo a las cosas, porque independientemente de cualquier cosa que nos suceda buena o mala aprendemos algo”, comentó González.

Los jóvenes se reencontraron en una casa de Los Teques, cerca de la montaña

Agregó que Safana la ha ayudado a salir de su zona de confort, conocer lugares, compartir su cultura, aprender otras, desarrollarse como individuo, interiorizar, reflexionar y tener a Dios presente en todo momento.

Mientras que Génesis Rosa, cursante del primer año de bachillerato, comentó que los muchachos actualmente viven momentos muy difíciles en los que a veces se sienten solos, y por eso cree que es importante conocer la sinodalidad, un concepto que indica una manera de escuchar a cada persona individualmente como miembro de la Iglesia para entender cómo Dios podría estar hablando a los creyentes.

“Este concepto nos enseña que caminar unidos es mejor que caminar solos. También es importante mantener nuestro compromiso apostolado para lograr con éxito nuestras misiones Safana”, comentó Rosa.

Vicente Sosa, también estudiante de primer año, agregó que el aprendizaje que le dejó Safana fue apoyar a los demás caminando juntos en familia y como sociedad unida.

“Caminar justos se refiere a que como personas debemos apoyarnos, sostenernos y ayudarnos mutuamente, porque si siempre hacemos las cosas solos vamos a fracasar. Para conseguir el éxito tenemos que apoyarnos en los otros porque así existe una sociedad, las sociedades no están conformadas de una sola persona”, reflexionó Sosa.