jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

“En Amazonas hay disidencia operando y también presencia del grupo ELN”

Ebus advierte que estos grupos estarían reclutando a indígenas y jóvenes pertenecientes las comunidades y pueblos originarios del estado Amazonas.

El periodista Bram Ebus afirmó con respecto a un reciente trabajo de investigación que publicó: “la presencia de la guerrilla en Amazonas, Venezuela, no es nada nuevo”.

Según él, “en Amazonas hay disidencia operando y también presencia del grupo ELN (Ejército de Liberación Nacional)”.

“Estos grupos se lucran sobre todo por temas de narcotráfico y minería ilegal”, expresó Ebus en entrevista en el programa En Este País de Radio Fe y Alegría Noticias.

Agregó que estos grupos estarían reclutando a indígenas y jóvenes pertenecientes las comunidades y pueblos originarios del estado Amazonas.

También destacó que en Apure existe otro grupo de disidentes, lo que provoca “combates frecuentes entre los grupos guerrilleros y fuerzas estatales”.

¿Complicidad en Amazonas?

Ebus aseguró que la disidencia que tiene presencia en el estado Amazonas opera en acuerdo con autoridades venezolanas como: Sebin, Guardia Nacional Bolivariana y otros entes de seguridad del Estado.

“Se ha observado que con cargamentos de drogas que se trafican desde el estado Amazonas hacia Brasil, las ganancias se reparten entre las FARC y el ELN”, apuntó.

Sostuvo que las autoridades venezolanas no solo se “hacen de la vista gorda” sino que también son “cómplices” porque las fuerzas venezolanas se lucran “bien sea por narcotráfico o minería ilegal de oro”.

“Las alianzas con los grupos guerrilleros son muy volátiles. Pudimos entrevistar a personas que han sido parte de los grupos guerrilleros”, sostuvo el periodista.

Como consecuencia de estas alianzas tácitas, los entrevistados por Ebus, arrojaron información sobre comunidades o pueblos en el Amazonas con casas de maderas donde cuentan con neveras, televisión y otros lujos que comunidades cercanas no tienen.

“Cientos de jóvenes son reclutados no solo para ser combatientes, sino además indígenas para hacer la mano de obra en las minas”, dijo.

Precisó que no hay cifras exactas porque el Estado no investiga, mientras que las ONG o investigadores no tienen acceso a esos territorios por el riesgo que eso implica.

En relación a la cantidad de droga que pasa por esa zona, el periodista dijo que es “muy difícil saber”, porque no se hacen incautaciones en Venezuela por la misma complicidad estatal.

“La mayoría de la coca que se procesa viene de Colombia, pero en Venezuela hay muchas casas que se encargan de administrar la droga para distribuirla hacia otros países de América del Sur”, sostuvo.